Cultivos de muestras orgánicas Humanas

agosto 1, 2007 at 12:10 pm Deja un comentario

bioquimico.jpg

Autores:

Es un medio de estudio del que nos servimos para determinar la causa de una infección. El procedimiento que se utiliza suele iniciarse con la toma de muestras de los tejidos, exudados, líquidos corporales, etc. del paciente. A continuación, estas muestras se envían al laboratorio de microbiología para su estudio posterior. El microscopio nos permite observar los microorganismos (los presentes en esas mismas muestras), tales como hongos o bacterias. El cultivo sirve para lograr una proliferación de esos microorganismos y de ese modo poder estudiarlos mejor. El diagnóstico etiológico de la enfermedad infecciosa se establece desde el momento en que se aísla e identifica el agente causante.

Entre los microorganismos que podemos encontrar, tenemos: bacterias, micoplasmas y otros organismos de la clase mollicutes, clamidias y rickettsias, parásitos, hongos, Virus.

Foto 1: recipientes para recolección y transporte de muestras

CULTIVO BACTERIANO

En condiciones normales, la piel, las membranas y las mucosas de nuestro organismo están colonizadas por diferentes especies de microorganismos. Entre ellos, y de modo destacado, se encuentran distintos tipos de bacterias, generalmente inofensivas, incluso algunas beneficiosas. Otras bacterias son capaces de causar infecciones sólo en determinadas circunstancias: cuando proliferan demasiado, o bien en personas con problemas autoinmunes, o que están tomando determinados fármacos.

Finalmente, hay bacterias que son capaces de causar daño aun en circunstancias normales.

Cuando se sospecha de una infección por una bacteria, se tomará una muestra del lugar de la infección; por ejemplo un exudado (secreción) de la conjuntiva del ojo, en caso de conjuntivitis o bien una muestra de orina si hay una infección urinaria; o de líquido cefalorraquídeo si se trata de una meningitis

Las muestras pueden proceder de prácticamente cualquier lugar del organismo.

Algunas de las bacterias (observación directa por tinción de Gram.) importantes que causan infección son:

  1. Bacterias Gram. positivas:

    • Estreptococos: pueden ser responsables de infección en la sangre, faringitis, infección de las válvulas del corazón, fiebre reumática, escarlatina, neumonía, etc.

    • Corinebacterias: difteria, infección de orina, etc.

    • Clostridios: tétanos, botulismo, gangrena gaseosa, infección de la sangre, etc.

    • Bacillus: antrax.

    • Estafilococos: pueden causar Neumonía, infecciones supuradas (con pus) en la piel y abscesos en otros lugares, síndrome del shock tóxico, meningitis, artritis, osteomielitis, enteritis, etc.

  2. Bacterias Gram negativas:

    • Salmonella, Shigella y Campylobacter: pueden provocar infección en el intestino.

    • Escherichia coli y otras enterobacterias: pueden provocar neumonía, infección de orina, infección en la sangre, etc.

    • Legionella: puede provocar una neumonía grave y atípica (la enfermedad del legionario)

    • Meningococos: puede causar meningitis cerebroespinal.

    • Haemophyllus: infección respiratoria, meningitis, etc.

    • Gonococo: causa la gonorrea

    • Brucella: brucelosis (fiebre de malta).

    • Pseudomonas: infecciones de oído e infecciones en múltiples lugares en personas debilitadas (neumonías en pacientes de UVI, infección en los pies en diabéticos, infección respiratoria en pacientes con fibrosis quística, etc.).

    • Bordetella: tosferina

    • Otras bacterias importantes no se tiñen bien con este método y para ellas se usan otros; por ejemplo, para las bacterias (micobacterias) que causan la tuberculosis o la sífilis (treponemas).

REALIZACIÓN Y TRANSPORTE

La muestra se envía al laboratorio de microbiología, para su estudio, y hasta que sea procesada, se procurará que se altere lo menos posible. Los resultados que se obtienen, dependen en gran medida de la calidad de la muestra, de la calidad de la obtención y de las condiciones de transporte, por lo que debemos:

  • Obtener las muestras preferentemente antes de comenzar la antibioterapia o bien antes de introducir cualquier modificación al tratamiento con antimicrobianos.

  • La muestra obtenida no debe presentar contaminación con flora habitual, o ser la mínima posible.

  • Los sistemas de recolección deben ser apropiados al tipo y volumen de la muestra que se desea obtener. El material usado debe ser estéril y libre de material residual, como detergentes o desinfectantes.

  • La muestra debe llegar al laboratorio tiempo determinado

  • Las muestras deben ser identificadas con una etiqueta adherida al envase, y los datos anotados deben coincidir exactamente con los de la solicitud de examen.

  • Deben incluirse aquellos datos del paciente que permitan al laboratorio elegir el mejor procedimiento para el aislamiento de patógenos, tales como edad, hipótesis diagnóstica, tratamientos concomitantes (especialmente antibióticos) enfermedades concomitantes, etcétera.

Foto 2: Solicitudes para exámenes de muestras.

 

OBSERVACIÓN MACROSCÓPICA

  1. Observación directa sin tinción o preparación al fresco:

    • Para la búsqueda de hongos, bacterias y parásitos. La muestra se suspende en suero fisiológico, permite encontrar Tricomonas Treponemas en solución de KOH, preferentemente en la identificación de hongos o bien en tinta china. la visualización de Cryptococcus neoformans.

  2. Observación directa con tinción:

    • Tinción de Gram. La diferente coloración que adquieren las bacterias Grampositivas se basa en el menor contenido lípidos de la pared celular y en la reducida permeabilidad a los solventes de estos microorganismos, en comparación con los gramnegativos. Las bacterias grampositivas se tiñen violeta por la retención del complejo cristal violeta genciana/yodo, mientras que las grannegativas no retienen el complejo y se tiñen rojas al usar la contratinción de safranina.

      La tinción de Gram ayuda a determinar rápidamente las características morfológicas , por lo que es útil en la indicación de los antibióticos. Esta tinción también permite establecer si el material enviado al laboratorio para su cultivo posee la calidad adecuada. Por ejemplo, es inadecuada una muestra de expectoración en que se observan abundantes células epiteliales, lo que indica que está constituida principalmente por saliva y no secreción del tracto respiratorio. La presencia de polimorfosnuecleares (PMN) puede indicar infección. Los hongos levaduriformes se observan formando pseudomicelios cuando hay invasión y no sólo colonización.

    • Tinción de Giemsa y Wright. Es útil en el diagnóstico de algunos parásitos como malaria y babesiosis . En las lesiones producidas por virus Herpes simplex y virus varicela-zoster, se observan células gigantes multinucleadas, propias de las lesiones virales, lo que permite distinguirlas de las lesiones piodérmicas bacterianas.

    • Tinción argéntica (Gomori metenamina de plata, Dieterle). Es una técnica difícil de efectuar, reservada a los laboratorios especializados, útil en la detección de Pneumocytis carinii, Legionella.Treponema, hongos, rickettsias, y microorganismos asociados a la enfermedad por arañazo de gato.

    • Tinción ácido periódico de Schiff (PAS). Permite la detección de hongos en muestras de tejido.

    • Tinción con anaranjado de acridina. Utiliza un fluorocromo que tiñe el ácido desoxirribonucleico (ADN). Es más sensible que la tinción de Gram , ya que aún las bacterias dañadas por los antibióticos pueden ser visualizadas. Requiere de microscopio de fluorescencia.

    • Tinción con azul de metileno. Es usada en la búsqueda de leucocitos fecales, permitiendo una buena tinción de los núcleos de estas células. Se visualizan en las infecciones intestinales invasoras de la pared del tubo digestivo, como las producidas por Escherichia coli enteroinvasora, Shigella, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn y enterocolitis asociada a antibióticos.

ALGUNOS CULTIVOS

  • Cultivo de Mycobacterium spp. Util en el diagnóstico de tuberculosis pulmonar pausibacilar y especialmente en las formas extrapulmonares. Actualmente está indicado, además del cultivo en medio sólido, el cultivo en medios líquidos, disminuyendo así los tiempos de desarrollo. En nuestro laboratorio utilizamos el sistema MB/Bact semiautomizado para todo tipo de muestras, excepto sangre.

  • Cultivo de hongos. La búsqueda puede ser de hongos levaduriformes o miceliados. Es importante conocer hacia cuál de ellos se inclina la sospecha, dado que los tiempos de incubación son diferentes. Los hongos levaduriformes se incuban por plazos que oscilan entre 5 y 7 días, en cambio los filamentos deben ser incubados por plazos más largos, de 20 hasta 30 días.

  • Cultivo anaerobio. Algunas bacterias de importancia clínica son anaeróbicas, difíciles de cultivar y oxígeno lábiles, por lo que en su recolección y transporte deben usarse envases especiales que contengan una atmósfera reducida, es decir, con un bajo potencial de oxidoreducción. Es de extraordinaria importancia que la muestra sea procesada de inmediato.

    La muestra en lo posible debe ser obtenida por aspiración. Deberá evitarse la contaminación con flora residente, ya que en ella están ampliamente representadas las bacterias anaeróbicas.

    Los sitios anatómicos adecuados para la obtención de muestras para estudio de anaerobios son líquidos orgánicos estériles (Líquido pleural, sangre, bilis, líquido peritoneal, liquido sinovial, (LCR), muestras quirúrgicas obtenidas de sitios estériles (Contenido de abscesos, aspirado de heridas profundas) y muestras de biopsias obtenidas en forma aséptica (Transcutánea pulmonar, aspiración vesical suprapúbica, líquido de culdocentesis , etcétera).

    Es importante tener presente que a toda muestra procesada para la búsqueda de anaerobios, debe efectuársele una tinción de Gram. Dado que los cultivos tardan un tiempo en dar resultados, el Gram puede proporcionar una buena información temprana, útil para iniciar tratamiento y, al mismo tiempo, verifica la concordancia con los resultados de los cultivos.

  • Catéteres intravenosos. Los catéteres intravenosos son cultivados cualitativa o semicuantitativamente, dependiendo de las técnicas usadas en los laboratorios. La técnica de cultivo semicuantitativo (Maki) , consiste en hacer rodar el extremo del catéter sobre la superficie de una placa de medio cultivo, e informar el número de colonias que se desarrollan en ésta. La presencia de 15 o más colonias se correlaciona con inspección.

Falta de desarrollo en el cultivo:

La falta de desarrollo de un cultivo puede deberse a:

  • Diagnóstico incorrecto. La inspección es debida a microorganismos no cultivables en los medios habituales, como virus, rickettsias, mycoplasmas y chlamydias.

  • Interpretación errada de la tinción de Gram. Se interpreta como microorganismos la presencia de artefactos en la preparación.

  • Muestra inadecuada. La muestra clínica no es representativa del material propio del sitio de la infección.

  • Transporte inadecuado o prolongado. Si esto sucede, algunos microorganismos pueden no ser viables al momento de llegar al laboratorio. Esto ocurre con anaerobios, estreptococos, Neisseria. Si el transporte es prolongado, puede haber sobre crecimiento de flora residente que oculte la presencia de patógenos, lo que pueden haber estado en menor número.

  • Terapia con antibióticos. Aunque sea una dosis única, ésta muchas veces es suficiente para inhibir o retardar el crecimiento bacteriano.

  • Metodología de cultivo inadecuada. Se requiere de técnicas especiales para el cultivo de determinados patógenos, como el caso de anaerobios, micobacterias, hongos y ciertas bacterias exigentes en cuanto a sus nutrientes y/o condiciones de vida. Por esto, el laboratorio debe conocer cuál es la sospecha diagnóstica, para tener la oportunidad de cultivar al agente etiológico.

TÉCNICAS INMUNOLÓGICAS

El diagnóstico rápido de las enfermedades infecciosas se ve facilitado por el empleo de técnicas inmunológicas abreviadas, aunque ninguna de ellas es tan específica o sensible como el cultivo. Las técnicas inmunológicas pueden estar orientadas a la búsqueda de anticuerpos o de antígenos. Las destinadas a la búsqueda de anticuerpos necesitan del tiempo necesario para que se produzca un alza significativa del título de anticuerpos. Los antígenos en cambio, pueden ser detectados desde el comienzo de la enfermedad. Constituye una ventaja el que aún durante el tratamiento con antibióticos, los antígenos sean detectables.

  • Entre las enfermedades infecciosas diagnosticadas por exámenes serológicos están sífilis, rubéola, leptospirosis toxoplasmosis, mononucleosis infecciosa, etcétera.

  • Existen diferentes exámenes que permiten su titulación, entre los que se cuentan aglutinación, precipitación, fijación del complemento, hemaglutinación, neutralización, inmunofluorescencia, ensayo inmunoenzimático, radioinmunoensayo, etcétera.

  • Los exámenes serológicos se usan en la determinación del grado de inmunidad que posee un sujeto para el diagnóstico de infección aguda.

  • Diagnóstico del estado inmune. Es de interés verificar el estado inmune del sujeto. Una situación de este tipo, por ejemplo, es determinar el grado de inmunidad frente a rubéola en una mujer en edad fértil.

  • Diagnóstico de infección aguda. El diagnóstico de infección aguda se establece comparando los títulos de dos sueros pareados, uno obtenido en la fase aguda y otro en la fase de convalescencia, o 14 días después de la primera muestra. El suero de fase aguda debe obtenerse tan temprano como sea posible en el transcurso de la enfermedad. El suero de la fase convaleciente debe extraerse no antes de 10 días de comenzada la enfermedad, de preferencia 2-4 semanas después.

  • Sueros pareados. Cuando se usan sueros pareados, la conversión de seronegativo a seropositivo o un aumento de 4 veces o más del título de anticuerpos obtenido inicialmente es indicador de infección reciente. Sería altamente recomendable que en todo paciente hospitalizado con un estado febril no diagnosticado, se guarde una muestra de suero congelado, para su uso en eventuales estudios serológicos. Para que las pruebas serológicas pareadas tengan validez ambas muestras de suero (fase aguda y fase de convalecencia) deben procesarse simultáneamente.

  • Muestra única de suero (fase aguda). Una muestra única de suero también puede ser útil para el diagnóstico. Los anticuerpos tipo Igm aparecen tempranamente durante la infección primaria y persisten por varias semanas. Por lo tanto la presencia de anticuerpos Igm es indicadora de infección reciente.

DETECCIÓN DE ANTÍGENOS

Son pruebas destinadas a la detección de antígenos en las muestras clínicas. Estas reacciones inmunológicas no dependen de la presencia de microorganismos viables, sino que sólo de sus antígenos, por lo que pueden ser usadas aun en sujetos que estén recibiendo antibióticos. Estos exámenes son de gran apoyo al diagnóstico por su rapidez, pero no sustituyen a los cultivos, a la tinción de Gram ni a otras técnicas de diagnóstico. Entre las técnicas más usadas está la aglutinación mediante partículas de látex recubiertas con anticuerpos específicos, que pueden utilizarse para demostrar en forma rápida la presencia de antígenos bacterianos y fúngicos.

En el diagnóstico de cryptococosis, por ejemplo, se usan partículas de látex recubiertas con anticuerpos antipolisacárido de la cápsula del Crytococcus neoformas, que provocan una aglutinación visible cuando está presente en el LCR o en el suero del paciente. En casos de meningitis, se puede detectar en el LCR la presencia de antígenos de Haemophilus influenzae (tipo b; Streptococcus pneumoniae (omnitipo); Neisseria meningiditis (tipos A, B, C, W e Y) y de Streptococcus beta hemolítico grupo B.

  • Ensayo inmunoenzimático (ELISA). Esta técnica detecta una amplia variedad de agentes infecciosos. Se deja interactuar el suero del paciente, en el que se encuentra el antígeno, con un anticuerpo específico, luego se extrae el anticuerpo no ligado sobrante y se agrega una inmunoglobulina anti-humana conjugada con una enzima específica (fosfatasa alcalina, peroxidasa). Finalmente se agrega un sustrato para la enzima. La enzima ligada al complejo actúa sobre el sustrato, produciendo cambio de color, el que puede leerse a simple vista o mediante un espectrofotómetro, permitiendo su cuantificación.El color que se produce es proporcional a la cantidad de anticuerpo específico que se fija al antígeno. El método se utiliza en la detección de virus sincial respiratorio. Chlamydia trachomatis, Neisseria gonorrhoeae, rotavirus, adenovirus, virus hepatitis,virus varicela-zóster, etcétera.

  • Inmunofluorescencia directa (IFD). Usa un anticuerpo marcado con isotiocianato de fluoresceína, que permite la identificación de antígenos bacterianos o virales en las muestras clínicas. Se usa en la detección de virus respiratorios (influenza, parainfluenza, adenovirus, virus sincicial respiratorio), virus herpes, sarampión y parotiditis, así como en bacterias como Bordetella pertussis, Rickettsia rickettsia y Chlamydia trachomatis. Es una técnica muy sensible, que requiere de sueros de muy buena calidad y de personal adiestrado.

  • Inmunofluorescencia indirecta (IFI). Usa el suero del paciente para investigar anticuerpos. Este suero es incubado en presencia de un antígeno específico. Para la visualización del completo resultante, se utiliza un anticuerpo antiglobulina humana, marcado con isotiocianato de fluoresceína.

ESTUDIOS ESPECÍFICOS MAS REALIZADOS

UROCULTIVO

El urocultivo es el estudio microbiológico de la orina para detectar la presencia de microorganismos y la posibilidad o no de infección de las vías urinarias. Lo que debe ser confirmado por un cultivo de orina con un recuento de colonias superior a 100 000 colonias por ml si la muestra es tomada con bolsa recolectora o de la parte media de la micción (segundo chorro). La Infección Urinaria (ITU) se define como la invasión, multiplicación y colonización del tracto urinario por gérmenes que habitualmente provienen de la región perineal. La incidencia exacta en el niño no se conoce, en recién nacidos se estima en 1% con una mayor proporción de varones afectados (relación hombre y mujeres es 3:1), en lactantes 3 a 5% con igual proporción hombre-mujer, y en preescolares y escolares una incidencia del 2% con una clara preponderancia en mujeres (H:M = 1:5).

A los siete años de edad, un 8,4% de las niñas y 1,7% de los niños, habrán sufrido al menos un episodio.

Objetivos:

  • Obtención de una muestra con fines diagnósticos y / o terapéuticos.

  • Utilizar métodos adecuados para la validez de la muestra.

  • Manejo correcto de la muestra.

Foto 3: contenedores para orina

Material:

  • Guantes no estériles.

  • Gasas estériles.

  • Frasco recolector estéril.

  • Material para la higiene genital.

  • Cuña o botella.

  • Bolsa colectora en niños y en lactantes.

  • Si el paciente está sondado necesitará:

    • Pinza de kocher.

    • Torunda de gasa.

    • Jeringa con aguja montada.

    • Antiséptico.

Procedimiento:

La muestra idónea es la primera micción de la mañana, ya que permite la multiplicación de bacterias durante la noche.

La recogida debe realizarse con absoluta asepsia, ya que si no es así podría dar resultados erróneos.

  1. Técnicas para mujeres:

    • Se lavará las manos cuidadosamente con agua y jabón, las enjuagará con agua y las secará con una toalla limpia.

    • Se separarán los labios mayores y menores, y los mantendrá separados en todo momento hasta que se haya recogido la orina.

    • Con una gasa enjabonada se lava bien la vulva pasándola de delante hacia atrás, se repetirá el proceso un total de 4 veces.

    • Enjuagar cuidadosamente con agua hervida para eliminar los restos de jabón.

    • Se indicará a la paciente que orine desechando los 20-25 primeros mililitros, tras lo cual y sin interrumpir la micción, se recogerá el resto de la orina en el recipiente.

    • El frasco debe sujetarse para que no tome contacto con pierna, vulva o ropa del paciente. Los dedos no deben tocar el borde del frasco o su superficie interior.

  2. Técnica para hombres:

    • Lavado de las manos con agua y jabón.

    • Retraer completamente el prepucio, que se mantendrá así en todo momento, hasta que se haya recogido la orina.

    • Limpiar el glande con jabón neutro.

    • Eliminar los restos de jabón enjuagándolo con agua hervida.

    • Se pedirá al paciente que orine desechando los primeros 20-25 mililitros para, sin interrumpir la micción, recogerse el resto de la orina en el recipiente estéril.

  3. Técnica para niños.

    • En niños y niñas mayores la orina se recoge de forma similar a los adultos.

    • En niños y niñas más pequeños, la orina se recogerá en colectores o bolsas estériles especialmente diseñadas para ellos de la siguiente forma:

      • Lavado cuidadoso de los genitales y área perineal igual que en los adultos.

      • Colocar la bolsa de plástico o el colector.

      • Vigilar la bolsa cada 30 minutos y tan pronto como el niño haya orinado, deben retirarse y enviarse al laboratorio para su procesamiento.

      • Si la micción no se ha realizado en una hora, se repite la operación colocando una nueva bolsa.

      • Una vez recogida la muestra, lave de nuevo la zona genital, para evitar irritaciones.

    • Envíe la muestra al laboratorio junto con la petición escrita.

    • Registro en su hoja de evolución de enfermería: técnica, fecha, hora, características de la orina, incidencias presentadas.

Transporte.

La orina debe llegar al laboratorio en el plazo de una hora. Cuando esto no sea posible debe refrigerarse a 4ºC durante un tiempo máximo de 24 horas. El laboratorio debe controlar el transporte, garantizándose el que las muestras han sido refrigeradas desde el momento de su toma, siendo admisible, si no puede garantizarse el transporte correcto, la utilización de algún conservante (ácido bórico al 2% o el sistema comercial con bórico-formiato).

Volumen de la muestra

BUSQUEDA

VOLUMEN DE ORINA (ml)

CONSIDERACIONES

Bacterias

0,5 – 1

Primera orina de la mañana

Hongos

>20

Primera orina de la mañana

Mycobacterias

>20

Primera orina de la mañana, 3 días consecutivos

Anaerobios

1

Aspirado suprapúbico

Virus

10 – 15

Primera orina de la mañana, enviar con hielo al laboratorio

  • En pacientes ingresados con imposibilidad de recoger la muestra por sí mismos, se realizará sondaje vesical por personal sanitario experto con las medidas asépticas oportunas.

  • Para la investigación de anaerobios es necesario que la orina se obtenga por punción suprapúbica.

  • Para la búsqueda de micobacterias, la orina se recoge de la forma descrita anteriormente durante tres días consecutivos. En este caso el volumen de orina debe ser 100-150 ml. y se elegirá preferentemente la primera micción de la mañana. Cuando se sospecha la presencia de hongos y virus, el volumen de orina será superior a 20 ml. y en el caso de parásitos se recogerá la orina de 24 horas.

Observaciones:

  • Evitar fugas de orina al poner la parte adhesiva de la bolsa.

  • Despegar la bolsa con cuidado para no lesionar la piel.

  • El sondaje vesical en niños y lactantes es una técnica que se reduce a lo imprescindible por el gran riesgo de infección que entraña.

RECOGIDA DE MUESTRAS FECALES

Consiste en la recogida de heces para su estudio en el laboratorio.

 

Objetivos:

  • Obtener una muestra de heces con fines diagnósticos y/o terapéuticos.

  • Utilizar métodos adecuados para la validez de la muestra.

  • Manejo correcto de las muestras.

  • Utilidad:

    • Coprocultivo. Se usa de preferencia en la búsqueda de patógenos intestinales productores de enterocolitis aguda. La muestra se obtiene directamente de la deposición recientemente emitida o bien de un hisopado rectal. Debe usarse un medio de transporte adecuado (Cary-Blair) si ésta no va a ser procesada de inmediato. La selección de los medios de cultivo, así como el procedimiento de aislamiento a seguir, dependen del agente etiológico que se esté investigando. Si no se explicita otra situación, rutinariamente, la búsqueda se concentra en los patógenos habituales como Salmonella y Schigella. En los casos especiales, debe indicarse si se sospecha de Escherichia Coli enteropatógena, enteroinvasora, enterotoxigénica, enterohemorrágica , o entero agregante; Campylobacter, SPP.,Vibriocholera, Yersinia enterocólitica, etc.

    • Estudios parasicológicos.

    • Estudio oxiuros.

Material

  • Guantes no estériles.

  • Recipientes estériles con cierres de rosca.

  • Cuña.

  • Cucharilla estéril.

  • Depresores estériles.

  • Hisopo.

  • Papel adhesivo transparente.

Procedimiento:

  • Informar al paciente de la técnica.

  • Si el niño puede colaborar indíquele que realice la higiene genital y la recogida de la muestra en el cuarto de baño.

  • En los pacientes que no colaboran:

    • Se les coloca en la posición adecuada sedestación o decúbito supino, sobre la cuña si se mantienen en ella.

    • Se les pondrá un pañal limpio (lactantes), que se ira cambiando cada hora para evitar la contaminación de la muestra por orina.

    • Una vez realizada la deposición, póngase los guantes, cubra la cuña y retírela, evitando la contaminación y los malos olores.

    • Si las deposiciones son líquidas o irritantes, inspeccionar la zona anal en busca de microlesiones o irritaciones.

    • Utilice dos depresores linguales para recoger la deposición y transferirla al recipiente. (una muestra como una castaña).

    • Tape el frasco.

    • Identificar el recipiente con la etiqueta del paciente y el tipo de muestra.

    • Remita la muestra al laboratorio de inmediato, o manténgala a temperatura ambiente hasta su envío, si este se demora más de 30 minutos, se recurre a utilizar conservantes (10ml de alcohol polivinílico PVA) y se mantiene en el frigorífico hasta su envío.

    • Para detectar oxiuros en los niños:

    • Colocación de guantes estériles, y secado de la zona anal al niño.

    • La toma se realiza por al mañana, para ello se separan los glúteos del niño y se le aplica un trozo de cinta adhesiva en el ano hasta conseguir la muestra.

    • La muestra se deposita sobre un portaobjeto para ser enviada al laboratorio.

COPROCULTIVO

Obtención de la muestra

Si son formadas o pastosas se toma una porción del recipiente donde hayan sido emitidas y se transfieren al sistema elegido para el envío al laboratorio. Se seleccionan zonas donde haya sangre, moco o pus. No son válidas las muestras contaminadas con orina. No debe utilizarse para la recogida papel higiénico, porque suelen tener sales de bario que inhiben algunas bacterias enteropatógenas.

Volumen mínimo de muestra

Heces formadas o pastosas: al menos 1 ó 2 gr. para virología, añadir de 2 a 4 gr. más. Muestras del tamaño de una nuez son muy adecuadas pues permiten realizar la mayoría de las investigaciones posibles. Heces líquidas: entre 5 y 10 ml.

Transporte.

Para el estudio bacteriológico es suficiente enviar la muestra en un recipiente estéril si se va a procesar en el plazo de 1 ó 2 horas después de su emisión. En caso contrario se remite en un sistema de transporte para bacterias. En ambos casos se mantiene en refrigeración hasta el procesamiento, para evitar el sobrecrecimiento de la flora normal que puede enmascarar o destruir a los enteropatógenos. El frío puede afectar la viabilidad de Shigella spp. Para el estudio de toxinas de C. difficile, la muestra se puede mantener hasta 48 horas en refrigeración, congelada a -20ºC se puede mantener indefinidamente. Este tipo de muestra, preferiblemente sin medio de transporte, es indispensable para el examen en fresco, el ensayo de las toxinas de C. difficile, detección por concentración de huevos o parásitos y estudios virológicos (cultivos, inmunoelectromicroscopía, ELISA, o látex para rotavirus).

Es preferible enviar las muestras para estudio virológico sin medio de cultivo, pues este diluye las partículas virales disminuyendo la sensibilidad. Si su envío se retrasa mucho es necesario utilizar un medio de transporte. Se enviarán en recipientes colocados en hielo. Para el estudio de parásitos es útil además, enviar una muestra pequeña en un medio fijador. Una parte en dos de fijador de alcohol polivinílico.

Las muestras para coprocultivo, deberán tomarse antes de la administración de antimicrobianos o agentes antidiarréicos. Es conveniente también evitar, sobre todo para estudios parasitológicos la utilización previa de antiácidos y laxantes oleoso, así como de los compuestos habitualmente utilizados para estudios radiológicos digestivos (bario, bismuto).

Indicar siempre el juicio diagnóstico de presunción y si el paciente es menor de un año.

Solicitar las investigaciones especiales explícitamente (C. difficile, C. perfringens, S. aureus, etc.).

Si con la primera muestra no se detecta la presencia de enteropatógenos, es necesario enviar en los días siguientes, dos tomas adicionales. En general, para los estudios parasitológicos, se deben enviar tres muestras tomadas en diferentes días.

Muestras inadecuadas.

  • Muestras de restos fecales.

  • Heces emitidas anteriores a dos horas y que no hayan sido refrigeradas.

  • Las tres tomas realizadas el mismo día.

Interpretación de los coprocultivos:

El coprocultivo cumple con la metodología adecuada para identificar las nuevas bacterias enteropatógenas, además contribuye al conocimiento de la etiología de la EDA infantil y al buen tratamiento.

La colección y preservación adecuada de muestras de heces para coprocultivo es a menudo dispendiosa pero necesaria para el aislamiento de microorganismos causantes de procesos infecciosos gastrointestinales.

Recomendaciones para la recolección de las muestras:

  • Recolección en el estadio primario de la enfermedad (salmonella y shigella se encuentran en número apreciable en las heces en el período agudo, por lo que la muestra debe obtenerse en los tres primeros días), lo mismo que para tratar de aislar E. Coli enteroinvasiva y/o E. Coli toxigénica.

  • Si es posible, examinar varias muestras sucesivas de materia fecal para mayores posibilidades de aislamiento.

  • No debe iniciarse tratamiento antibiótico antes de tomar las muestras para coprocultivo.

  • Muestras de heces recién emitidas, en recipientes estériles de tamaño adecuado.

  • Si hay sospecha de shiquellosis, un escobilleo rectal puede servir, ya que este microorganismo se encuentra en la parte final del intestino.

  • Los coprocultivos se piden en toda diarrea desinteriforme, máxime si cursa con respuesta inflamatoria sistémica, o si hay pus o sangre en las heces. Estadísticamente los índices de positividad de estos coprocultivos puede llegar hasta el 75%.

  • Hay disponibles en algunos laboratorios pruebas que intentan, por métodos directos o indirectos y de resultado rápido, la detección de antígenos de diversos gérmenes: ELISA para rotavirus, adenovirus y gardia lambia,PCR para casi todas las bacterias, hongos y parásitos.

Observaciones:

  • Recogida de la muestra sin contaminar ya que puede alterar el resultado.

  • Informar a la familia si requiere preparación previa (dieta, etc).

EL HEMOCULTIVO

Consiste en la extracción de muestras sanguíneas seriadas para su estudio y/o cultivo en el laboratorio y así determinar los agentes patógenos causantes de algunas infecciones.

Foto 4: frascos de hemocultivos (aerobios y anaerobios)

Procedimiento:

  • Retirar los tapones externos de los frascos.

  • Desinfectar los tapones de goma con alcohol iodado o con iodóforo, dejándolo secar al menos un minuto.

  • Localizar por palpación la vena que se va a puncionar. Debe utilizarse una vena distinta para cada extracción.

    • Cuando no haya venas accesibles puede realizarse la extracción de sangre arterial.

    • No son adecuadas las muestras procedentes de catéter, solamente en caso de que se sospeche infección del propio catéter y se complica su retirada; se recomienda tomas del brazo opuesto y otras del brazo del catéter, para saber si es intra o extraluminal

  • Desinfectar con alcohol una zona de piel de unos 10 cm de diámetro. Se comenzará por el centro y se irán haciendo círculos concéntricos hacia el exterior.

  • Repetir el paso anterior pero con el alcohol iodado, dejándolo secar durante un minuto.

  • Extraer la sangre sin tocar en ningún momento el campo desinfectado. Si fuera necesario palpar nuevamente la vena se utilizarán guantes de goma estériles o se desinfectarán los dedos de la misma manera que la piel del paciente.

  • La cantidad de sangre a introducir en cada frasco viene determinada por el modelo utilizado en cada hospital, entre 15-20 ml por toma en adultos y 1-3 ml en niños.

    • Como norma general es adecuado que la sangre mantenga una proporción 1:10 con el medio de cultivo. Es decir, para un frasco de 100 ml, introducir 10 ml. de sangre.

    • En caso de neonatos y niños pequeños en que no se pueden obtener volúmenes grandes de sangre es suficiente una cantidad de 1-5 ml, que se introduce en un solo frasco.

  • Introducir la sangre en los frascos evitando que entre aire en el frasco para cultivo en anaerobiosis. La ventilación se realizará en el laboratorio de Microbiología. Mover los frascos para que la sangre y el medio de cultivo se mezclen. Introducir los frascos a 37ºC.

  • Número de muestras: tres hemocultivos por paciente, previos al tratamiento antimicrobiano.

  • El intervalo entre las extracciones debe ser superior a una hora cuando sea posible, pero cuando exista una gran urgencia en iniciar el tratamiento, este intervalo puede acortarse hasta 15 minutos.

  • En caso de sepsis y endocarditis subaguda las extracciones se reparten en 24 horas y en caso de que sean los hemocultivos negativos, obtener tres muestras más al día siguiente.

Transporte.

Deben enviarse al laboratorio. Hasta su envío mantener a 35-37ºC; cuando esto no sea posible, mantener a temperatura ambiente. Nunca debe refrigerarse ni congelarse.

.Métodos de estudio.

Los métodos para el estudio microbiológico de los hemocultivos pueden ser cuantitativos, semicuantitativos y cualitativos.

  • Los métodos cuantitativos permiten establecer el número de bacterias por ml. de sangre cultivada

  • En los métodos semicuantitativos se sigue un procedimiento de lisis centrifugación. La sangre se centrifuga y el sedimento se siembra directamente en las placas de cultivo. Este método permite una valoración semicuantitativa por recuento de las colonias aisladas.

  • Los métodos cualitativos se realizan cultivando la sangre en frascos con medio líquido o bifásico y son los utilizados de forma rutinaria en la mayoria de los Laboratorios de Microbiología.

Observaciones

En primer lugar, es necesario recordar que la sangre inoculada en los frascos puede contener microorganismos, incluidos el virus de la hepatitis o el VIH, lo que implica un riesgo de infección para las personas que los manipulan. En este sentido, existen en todos los hospitales normas de prevención en el manejo de sangre que deben ser seguidas de forma estricta y que muy someramente se podrían resumir en la utilización de guantes, batas, mascarillas desechables, campanas protectoras y en la no reinserción de las agujas en su capuchón original, arrojándolas a los envases preparados a tal efecto.

 

OBTENCIÓN DE ESPUTO PARA EXAMEN MICROBIOLÓGICO Y CITOLÓGICO

El estudio de esputo en el laboratorio, nos facilita una información esencial y rápida de la evaluación, evolución y sobre el diagnóstico en los pacientes con patología respiratoria.

Objetivos:

  • Determinar si el microorganismo es Gram + o Gram -: mediante tinción de Gram, cuyos resultados están disponibles en pocas horas, siendo útil para seleccionar la antibioterapia hasta que estén otros resultados.

  • Determinar presencia de bacilos de tuberculosis: mediante tinción acidoalcoholresistente (BAAR). Resultado en pocas horas.

  • Determinar mediante cultivo específico la evidencia o no de mycobacterium tuberculoso: mediante cultivo de Lowestein. Resultado en 3-6 semanas; se requieren muestras de 3 días consecutivos.

  • Determinar la presencia de células malignas: muestra de esputo aislada con solución fijadora.

Foto 5: dispositivo de extracción por aspiración de esputo y/o secreciones bronquiales (mucoextractor)

Procedimiento:

  • El esputo se recoge a primera hora de la mañana (más concentrado y más abundante por el acumulo que se produce con el sueño)

  • La muestra se recoge en un contenedor estéril y se transporta de forma rápida al laboratorio.

  • La recolección del esputo se puede realizar por:

  1. Obtención directa:

    • El paciente tose de forma voluntaria,

    • Si no se consigue producir una muestra (esputo inducido):

      • Enjuagar la boca con agua destilada estéril o solución salina.

      • Obtener el esputo tras una expectoración profunda, preferentemente matinal.

      • De no producirse expectoración espontánea, puede inducirse el esputo con nebulizaciones de suero fisiológico estéril (15 ml durante 10 minutos), siendo útil además realizar un drenaje postural o fisioterapia respiratoria.

Volumen mínimo.

  • De 2 a 10 ml, si es posible.

Transporte y conservacion.

  • Envío inmediato al laboratorio (no superior a 2 horas).

  • Si no es posible, conservar en frigorífico 4ºC.

  • Es preferible realizar la toma antes de instaurar el tratamiento antibiótico.

  • No es útil para anaerobios.

  • No son inoculables las secreciones de sospechosa procedencia.

  • La expectoración debe rechazarse hasta obtener un esputo de calidad suficiente (mas de 25 leucocitos polimorfonucleares por campo 100x, y de 10 células epiteliales por campo 100x).

  • Instruir al paciente para que expectore cualquier secreción postnasal.

  • Explicar la mejor forma de obtener un esputo: realizar una inspiración profunda hasta su máxima capacidad y exahalar el aire con una profunda tos expulsiva directamente en el contenedor estéril y de boca ancha.

  • Anotar el color, consistencia, olor y cantidad del esputo.

  1. Obtención indirecta:

    • El esputo también se puede recoger en pacientes que son incapaces de toser y expectorar, mediante aspiración nasotraqueal o traqueal.

    • El recipiente es estéril y especial para adaptar una sonda de aspiración al mismo.

    • La técnica de aspiración, es estéril.

    • Obtención mediante lavado gástrico:

      • Especialmente indicada en pacientes que no cooperan, en pacientes en fases agudas (proceso maligno o tuberculoso), o en niños muy pequeños.

      • Este método está basado en el hecho el paciente deglute esputos mientras duerme y durante la expectoración de las primeras horas de la mañana.

      • Para su obtención se inserta una sonda nasogástica, que retiraremos, una vez obtenida la muestra.

      • Es importante un mínimo de 8 horas de ayunas antes de la extracción.

      • Se aspira el contenido gástrico con una jeringa, se coloca en un contenedor estéril y se envía al laboratorio.

LÍQUIDO CEFALORRAQUÍDEO

Obtención de líquido cefalorraquídeo por punción lumbar con fines diagnósticos.

Se obtendrá antes de instaurar cualquier terapéutica antibiótica

Procedimiento

  • Se localiza la zona elegida para la punción lumbar mediante palpación de los espacios intervertebrales una vez colocado el paciente en la posición adecuada.

  • Se desinfecta con alcohol al 70% una zona de uso 10 cm. de diámetro en el área elegida, la aplicación del desinfectante se hace de forma concéntrica del centro a la periferia. Se repite la operación con povidona yodada que se deja secar durante un minuto.

  • Realizar la punción entre los espacios inter-vertebrales L3-L4, LA-L5 o L5-S1, siguiendo las normas de la más estricta asepsia.

  • Al llegar al espacio subaracnoideo retirar el estilete y dejar salir libremente el líquido cefalorraquídeo que se recogerá en tres tubos sin conservantes con tapón de rosca.

  • Generalmente el primero para el estudio bioquímico, el segundo para el estudio microbiológico y el tercero para investigación de células (este suele ser el más transparente aunque la punción haya sido traumática). No obstante, el tubo más turbio se enviará a Microbiología.

Foto 6: recipientes estériles para LCR – agujas para punción lumbar

Observaciones.

  • Para el estudio bacteriológico rutinario es suficiente 1 ml, aunque es preferible disponer de volúmenes superiores.

  • Para hongos o micobacterias se necesitan al menos 2 ml adicionales más por cada uno de los estudios, siendo deseable llegar a los 10 ml

  • Para estudio de virus se necesita al menos 1 ó 2 ml más.

  • El producto debe enviarse inmediatamente al laboratorio, pues alguno de los agentes de hemocultivo que se mantendrá en idénticas condiciones hasta su procesamiento en el laboratorio. Si no se dispone de estufas se mantendrá a temperatura ambiente. Nunca deberá refrigerarse pues se puede afectar la viabilidad de N. meningitidis y H. influenzae.

  • En el LCR no se estudian rutinariamente anaerobios. En caso de solicitar una investigación se enviará en un medio de transporte de líquidos para estudio de anaerobios o en hemocultivo de anaerobios.

  • Las muestras para el estudio de virus se enviarán en hielo, si el envío se retrasa más de 24 horas, se deberá de conservar a -70ºC.

  • Como la meningitis suele surgir por un proceso bacteriémico se solicitarán simultáneamente hemocultivos, pudiendo ser así mismo estudiadas las posibles lesiones metastásicas cutáneas.

  • Es necesario que el médico señale claramente las investigaciones solicitadas (bacterias habituales, micobacterias, anaerobios, hongos o virus).

CULTIVO DE GARGANTA

Es una prueba de laboratorio que se hace para aislar e identificar organismos que puedan causar una infección en la garganta.

Objetivos

  • El examen se realiza cuando se sospecha de una infección en la garganta, en particular, una infección de garganta por estreptococos.

  • Este examen se usa principalmente para identificar estreptococos en la garganta, sin embargo, se pueden detectar otros organismos, dependiendo del tipo de medio de cultivo utilizado.

Procedimiento

  • Lactantes y/o niños: la preparación física y psicológica que se puede brindar para este o cualquier examen o procedimiento depende de la edad, intereses, experiencias previas y grado de confianza del niño.

  • La persona debe inclinar la cabeza hacia atrás con la boca bien abierta. Se deben resistir las náuseas y cerrar la boca mientras el cepillo toca la parte posterior de la garganta cerca de las amígdalas. No se deben usar enjuagues bucales antisépticos antes del examen.

  • Se cepilla la parte posterior de la garganta con un aplicador de algodón estéril (hisopo), cerca del área de las amígdalas y se coloca en un tubo con un medio de cultivo.

Observaciones

  • Se pueden indicar antibióticos antes de conocer los resultados. Los antibióticos deben tomarse según las instrucciones médicas, aunque los síntomas hayan desaparecido.

  • Con el fin de mejorar las posibilidades de detectar bacterias, el aplicador se puede utilizar para raspar la parte posterior de la garganta varias veces.

  • La presencia de bacterias normales de la boca de la garganta es un hallazgo normal.

  • La presencia de ciertos organismos, como los estreptococos beta-hemolíticos del grupo A, que ocasionan infección de garganta por estreptococos, al igual que otros organismos que causan difteria y gonorrea, es anormal y puede ser indicio de la presencia de una infección.

Complicaciones

  • Esta prueba es segura y se tolera bien. En muy pocos pacientes, la sensación de náusea puede llevar a una urgencia de vomitar o toser.

CULTIVO DE LA NASOFARINGE; CEPILLADO PARA VIRUS RESPIRATORIOS; CEPILLADO PARA ESTAFILOCOCOS

Consiste en la extracción de una muestra de secreciones nasofaríngeas es una muestra de las secreciones nasofaríngeas para observar y estudiar en el laboratorio y así para detectar la presencia de posibles organismos patógenos.

Foto 7: hisopos o escobillones.

Objetivos

Con este examen se identifican los microorganismos que causan los síntomas del tracto respiratorio superior. Los cultivos nasofaríngeos sirven para identificar virus respiratorios como Staphyloccus aureus, Bordetella pertussis y Neisseria meningitidis (tipos de bacterias). El cultivo puede usarse para verificar la terapia con antibióticos apropiada.

Procedimiento

  • Se le pide al paciente que tosa antes de comenzar el examen y que incline su cabeza hacia atrás. Se pasa un aplicador (hisopo) de algodón con suavidad a través de la fosa nasal hasta la nasofaringe, la porción de la faringe que se encuentra sobre el techo de la boca. Se hace rotar el aplicador (hisopo) rápidamente y luego se retira.

    • Adultos: no hay preparación especial.

    • Bebés y niños:La preparación física y sicológica que se puede brindar para este o cualquier examen o procedimiento depende de la edad, intereses, experiencias previas y grado de confianza del niño.

Observaciones

  • Es normal la presencia de los microorganismos que suelen encontrarse en la nasofaringe.

  • Se encuentran patógenos (cualquier virus, bacteria u hongo que pueda causar una enfermedad).

Complicaciones

  • El paciente puede experimentar una leve molestia y puede sentir náuseas.

  • No hay riesgos graves.

CULTIVO DE LÍQUIDO DEL ESPACIO PLEURAL

Es una prueba de laboratorio que se realiza en el líquido pleural (el líquido que se encuentra en el espacio alrededor de los pulmones) y que se utiliza para aislar e identificar los organismos que causan una infección.

Foto 8: material para PAF

Objetivos

Este examen se practica cuando se sospecha la presencia de una infección en el espacio pleural o cuando en una radiografía de tórax se observa una acumulación anormal de líquido pleural, pudiendo indicar la presencia de neumonía, tuberculosis u otro absceso pulmonar.

Procedimiento

La muestra se obtiene por medio de una toracentesis:

  • Desinfección de la zona del tórax a puncionar.

  • Infiltración de anestésico local.

  • Introducción de aguja entre las costillas.

  • Aspiración de una muestra de líquido en el espacio pleural.

Observaciones

  • Es importante evitar toser, respirar profundamente o moverse cuando se está tomando la muestra. No se requiere ninguna otra preparación especial para el examen.

  • Se presenta una sensación de punción cuando se inyecta la anestesia e igualmente se puede sentir algo de presión y dolor localizado leve cuando la aguja de toracentesis entra en el espacio pleural. Generalmente, después del examen se toma una radiografía de tórax para asegurarse de que el tejido pulmonar no haya sido afectado.

  • El resultado normal de este examen es la ausencia de organismos.

Complicaciones

Existe el riesgo de sangrado pulmonar interno y de neumotórax (pulmón colapsado). Las complicaciones serias son muy poco frecuentes.

 

CASOS ESPECIALES

Métodos cuantitativos

En los pacientes policateterizados o portadores de catéter central para tratamientos prolongados o hemodiálisis en los que se sospeche que son foco de infección es posible hacer hemocultivos cuantitativos. Estos se realizarán a partir del catéter y al mismo tiempo por venopunción. Se estima que la bacteriemia asociada a un catéter se produce entre el 1 y el 8% de las cánulas utilizadas. Por otra parte, el 33% de las bacteriemias nosocomiales tienen este origen.

Procedimiento

  • Se extraen de 4 a 7 ml. de sangre a través de cada catéter que se quiera estudiar y se introducen en un tubo que contenga anticoagulante, el óptimo es el SPS. Se transportará al laboratorio rápidamente y se realizarán placas por el método de Schotmüeller. En cada uno de los tubos se especificará de forma muy clara la procedencia de la extracción. Se procede de la misma manera con la extracción por venopunción y a la vez se realiza un hemocultivo convencional ya que la bacteriemia puede ser de muy bajo grado y no detectarse con el método cuantitativo, o no ser el catéter el foco de la bacteriemia.

  • Las placas se incuban a 35-37ºC durante 5 días con lectura diaria. El procesamiento de los positivos es igual al de la técnica convencional descrita.

  • Se considera que un catéter es foco de bacteriemia cuando se aísla la misma bacteria en los dos hemocultivos cuantitativos y el número de UFC/ml. aisladas en el del catéter es 4 veces superior al obtenido por venopunción.

Microorganismos especiales

Micobacterias

La sangre no es la muestra más adecuada para diagnosticar una micobacteriosis. No obstante, actualmente en pacientes portadores del VIH se ha observado que presentan micobacteriemia con relativa frecuencia, generalmente con muy poca sintomatología o muy inespecífica. En estos casos puede estar indicado investigar la presencia de micobacterias en sangre.

Leptospiras

La leptospirosis es una infección aguda producida por espiroquetas del género Leptospira que se muestra a menudo con un amplio espectro de manifestaciones clínicas. Generalmente, el microorganismo está presente en la sangre en la fase aguda, durante la primera semana de la enfermedad. Leishmanias

Pacientes con infección por VIH

Cada vez es mayor el número de pacientes atendidos en los centros hospitalarios portadores del VIH, un alto porcentaje de los cuales son adictos a drogas por vía parenteral (ADPV) y, al mismo tiempo han aumentado considerablemente los enfermos con sida. Es bien conocido que el estado inmunitario de estos pacientes condiciona una elevada incidencia de infecciones oportunistas, estimándose en este grupo de población un índice de bacteriemia entre el 7,2 y el 30%, cuya etiología más frecuente es Streptococcus pneumoniae, Staphylococcus auerus y Salmonella spp. Además, este tipo de enfermos presentan infecciones oportunistas diseminadas causadas por micobacteria, hongos o parásitos que pueden detectarse mediante hemocultivo. Así, son frecuentes las infecciones diseminadas por Mycobacterium avium, Criptococcus neoformans y Leishmania donovani y en nuestro país, donde la prevalencia de la tuberculosis es elevada, es habitual aislar Mycobacterium tuberculosis. Por lo tanto, es aconsejable notificar siempre al Laboratorio de Microbiología si un paciente es portador de VIH porque puede ser conveniente prolongar el período de incubación de los frascos aerobios o hacer cultivos especiales según la orientación diagnóstica del proceso infeccioso actual.

Recomendaciones

  1. La extracción de los hemocultivos seguirá unas medidas de asepsia muy rigurosas. Se informará periódicamente al personal encargado de la extracción de la importancia de los hemocultivos, de los problemas que conlleva la contaminación de esta muestra y de las normas a seguir para una adecuada recogida. Durante la extracción y el procesamiento de los hemocultivos se tomarán las medidas de protección adecuadas para evitar la adquisición de infecciones como hepatitis e infección por VIH.

  2. Se extraerán dos o tres hemocultivos por venopunciones diferentes, cada una con un volumen de sangre de 10 ml. que se repartirá a partes iguales en un medio aerobio y en un medio anaerobio.

  3. El frasco aerobio se ventilará y en el anaerobio se evitará la entrada de aire.

  4. Los frascos se incubarán lo antes posible en estufa de 35-37ºC. Nunca se mantendrán en nevera.

  5. Entre las 18 y las 24 primeras horas de incubación se realizará una lectura macroscópica de los frascos. A los que no tengan signos de crecimiento se les efectuará una tinción con naranja de acridina o un subcultivo ciego.

ANEXO

PREPARACIÓN GENERAL PARA UN EXAMEN O PROCEDIMIENTO DE NIÑOS

PREESCOLAR

  • La preparación puede ser efectiva para reducir la angustia en los pacientes pediátricos que se someten a exámenes y/o pruebas por parte del personal sanitario pudiendo minimizar la sensación de dolor, el llanto y la resistencia al procedimiento.

  • Antes del examen, es preciso entender que el niño probablemente llorará y que la preparación no cambia el hecho de que el niño sienta algún malestar o dolor. Se puede tratar de demostrar lo que ocurrirá durante el examen con anticipación para conocer los miedos y preocupaciones particulares del niño. El uso de algún juguete u otro objeto para representar el procedimiento puede ayudar a revelar las preocupaciones que el niño tal vez no quiera admitir directamente.

  • Lo anterior puede ayudar a disminuir la ansiedad del niño debido a que la mayoría de las personas presenta más temor ante lo desconocido que el que se manifiesta cuando se sabe exactamente qué esperar. Si los temores del niño son irreales, se le puede explicar lo que realmente sucederá; si está preocupado acerca de una parte inevitable del examen, no se deben minimizar sus preocupaciones sino confirmarle que la persona estará con él tanto como sea posible.

  • Es recomendable asegurarse de que el niño entienda que el procedimiento no es un castigo.

PREPARACIÓN ANTES DEL PROCEDIMIENTO:

  • Las explicaciones sobre el procedimiento deben limitarse a 5 ó 10 minutos, pues los niños pequeños tienen un período de atención limitado. La preparación debe realizarse justo antes del examen o procedimiento para que el niño no se preocupe con días o semanas de anticipación.

  • A continuación se encuentran algunas pautas generales para preparar a un niño para un examen o procedimiento:

    • Utilizar un lenguaje que el niño entienda, usando términos concretos y evitando cualquier terminología abstracta.

    • Asegurarse de que el niño entienda cuál es la parte exacta de su cuerpo que está involucrada y que el procedimiento se va a limitar a esa área.

    • Si el procedimiento afecta una parte del cuerpo que cumple una función notoria (como el habla, la audición o la micción), se deben explicar los cambios que se van a presentar después.

    • Se le debe permitir al niño gritar, llorar o expresar su dolor de cualquier otra forma verbal.

    • Ser honesto con el niño acerca de la molestia que se puede sentir.

    • Preguntarle al niño si no ha entendido algo que el adulto ha explicado.

    • Describir lo que se siente durante el examen lo mejor posible.

    • Permitir al niño practicar diferentes posiciones o movimientos que son necesarios para ese examen o procedimiento en particular, como la posición fetal para una punción lumbar.

    • Enfatizar los beneficios del procedimiento y todo lo que puede darle placer al niño, una vez terminado el procedimiento, como sentirse mejor o ir a casa. Se puede ofrecer al niño un helado u otra invitación después, pero no condicionar esto a “sentirse bien” durante el examen.

    • Practicar la respiración profunda y otras actividades confortantes. Si es posible, se debe permitir que el niño tome de la mano al acompañante y pedirle que la apriete cuando sienta dolor.

DURANTE EL PROCEDIMIENTO:

La presencia del adulto, si es posible, ayuda al niño durante el procedimiento, sobre todo si el examen permite que el niño mantenga un contacto físico. Si el procedimiento se realiza en el hospital o en el consultorio del médico, lo más probable es que el adulto tenga la oportunidad de estar presente. Si al adulto no se le ha preguntado si desea acompañar al niño y quisiera hacerlo, le debe preguntar al médico si esto es posible. Si el adulto cree que puede descomponerse o ponerse ansioso, debe optar por quedarse a cierta distancia, pero siempre dentro del campo visual del niño. Si no es posible que el adulto esté presente, dejar un objeto familiar acompañando al niño puede ayudarlo a sentirse mejor.

Otras consideraciones:

  • Limitar el número de personas extrañas que entren y salgan de la habitación durante el procedimiento, pues su presencia puede aumentar la ansiedad.

  • Pedir que el personal sanitario que ha compartido más tiempo con el niño que esté presente durante el procedimiento.

  • Solicitar el uso de anestesia, cuando sea adecuado, para reducir el nivel de molestia que el niño pueda sentir.

  • Pedir que los procedimientos dolorosos no se realicen en la cama del hospital para que el niño no asocie el dolor con el cuarto del hospital.

  • Si la persona está dentro del campo visual del niño, puede imitar el comportamiento que el médico necesita que tenga el niño, tal como abrir la boca.

 

PREPARACIÓN INFANTIL PARA UN EXAMEN O PROCEDIMIENTO

  • Dado el nivel de desarrollo del niño (de 0 a 1 año), hacer una pequeña preparación antes del examen será de poco beneficio, pero algunas consideraciones pueden aliviar la ansiedad de los padres.

  • Antes del examen, se debe saber que el niño probablemente va a llorar y que puede ser necesario inmovilizarlo. La mejor manera en que un padre puede ayudar a su hijo durante el procedimiento es estar allí y demostrarle su cariño.

  • El llanto es una respuesta normal al ambiente extraño, a las personas que no le son familiares, a la inmovilización y a la separación de sus padres. El bebé puede llorar más por estas razones que por la misma incomodidad del examen o procedimiento.

  • Saber esto desde el principio, al igual que tener información específica sobre el examen, puede ayudar a disminuir posteriormente la ansiedad que siente un padre en cuanto a lo que va a ocurrir. Para mayor información, ver el examen apropiado.

LA IMPORTANCIA DE LA INMOVILIZACIÓN

  • A los bebés les falta control físico, coordinación y capacidad para seguir instrucciones que los niños mayores y los adultos normalmente poseen. Se puede usar la inmovilización durante un procedimiento o en otras situaciones para garantizar la seguridad del bebé. Al bebé se lo puede inmovilizar con las manos o con dispositivos físicos.

  • Por ejemplo, si el bebé necesita una radiografía, es necesario que no se mueva para que los resultados sean claros. Además, mientras se están tomando las placas en los estudios radiológicos y nucleares, todo el personal debe salir del cuarto temporalmente y, en estos casos, se hace la inmovilización por seguridad del bebé.

  • Si se efectúa una venopunción para obtener una muestra de sangre o empezar una vía IV, la inmovilización es importante para prevenir una lesión al bebé, ya que si se mueve mientras le están insertando la aguja, la lesión puede lastimar el sistema venoso, algún hueso, tejido o nervios.

  • La mayoría de los exámenes y procedimientos requieren una precisión extrema para obtener los resultados deseados, ya sea para colocar una vía IV correctamente, asegurarse de los resultados exactos de un examen o evitar lesiones al bebé.

  • El personal sanitario debe hacer uso de cualquier medio para garantizar la seguridad y bienestar del bebé. Además de la inmovilización, hay otras medidas como los medicamentos, la observación y los monitores.

DURANTE EL PROCEDIMIENTO:

  • La presencia de los padres puede ayudar al bebé durante el procedimiento, especialmente si es posible mantener el contacto físico con el bebé. En caso de llevarse a cabo en el hospital o en el consultorio del médico, los padres tienen mayor oportunidad de estar presentes.

  • Si a los padres no se les ha pedido estar al lado de su hijo, pero les gustaría estar con el niño, se les recomienda preguntar al médico si esto es posible. Si los padres piensan que pueden indisponerse o sentirse muy ansiosos, lo mejor es que traten de guardar las distancias, pero manteniéndose a la vista del niño. En caso de no sentirse en capacidad de estar presentes, pueden dejar un objeto que le sea familiar al niño para que lo reconforte.

OTRAS CONSIDERACIONES:

  • Limitar el número de extraños que entran y salen del cuarto durante el procedimiento, ya que esto puede aumentar la ansiedad.

  • Solicitar que el personal que ha pasado la mayor parte del tiempo con el niño sea quien lleve a cabo el procedimiento.

  • Solicitar el uso de anestésico, cuando sea apropiado, para reducir el grado de incomodidad que vaya a sentir el niño.

  • Solicitar que los procedimientos dolorosos no se realicen en la cuna del hospital para que el niño no relacione el dolor con la cuna. Muchos hospitales tienen salas de tratamiento especiales donde se llevan a cabo los procedimientos.

  • Mostrar al bebé lo que los padres o el médico necesitan que el bebé haga con imitación, como abrir la boca.

BIBLIOGRAFÍA:

  1. Sánchez M. Manual de procedimientos en bateriología clínica. Editorial Presencia Ltda. 3a. Edición. Washington, 1992.

  2. Página infecto-normas de bioseguridad del ministerio de salud pública-uruguay http://www.infecto.edu.uy/

  3. Procedimientos en microbiología clínica-sociedad española de enfermedades infecciosas y microbiología clínica. http://www.seimc.org/

  4. Abraham, M. Rudolph, Julien. Rudolph´s Pediatrics. Twentieth Edition, 1996.

  5. R. Martínez y Martínez. La Salud del Niño y el Adolescente. Cuarta edición, 2001. Manual Moderno. Paginas: 630, 648, 985.

  6. Jesús Kumate, Onofre Muñoz. Manual de infectología clínica. Decimosexta edición, 2001. Méndez Editores. Páginas 59-65.

  7. James Larcombe.Urinary Tract Infection In Children. Clinical review. Clinical evidence. BMJ 1999;319:1173-1175 ( 30 October )

  8. Echeverri J. Enfermedad diarreica infecciosa. Infecciones en Pediatría. 2a. Edición. McGraw Hill, 1997: 289-306.

  9. Behrman, Kliegman, Harbin. Tratado de Pediatria: Nelson. MacGraw-Hill. Ed. 2000. Pag: 867, 989, 922, 1904.

  10. Medline: http://medlineplus.gov/spanish/

About these ads

Entry filed under: Casos Clínicos, Documentos de importancia, Pediatría, Procedimientos, Técnicas diagnósticas. Tags: .

Detección precoz de metabolopatías congénitas en neonatología Biopsias en pediatría

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La Fundación Anna Vázquez es una entidad sin fines de lucro aprobada legalmente según Personería Jurídica Nº 361/07 CUIT30-71028256-7 Tiene como misión atender las necesidades del niño enfermo de cáncer cerebral y su familia a lo largo de las distintas etapas de la enfermedad. IMPORTANTE: Este es un SITIO DE DIVULGACIÓN CIENTÍFICA, por lo cual contiene imágenes médicas que pueden alterar su sensibilidad
Los artículos puestos a consideración aquí son de carácter netamente informativo y de ninguna manera deben tomarse como consejo profesional, visite a su médico para obtener diagnóstico y tratamiento. Las expresiones aquí vertidas en los comentarios o en los artículos recopilados, son exclusiva responsabilidad de sus autores y no concuerdan necesariamente con las opiniones de quienes formamos la Fundación.

Estadísticas del Web Site de la Fundación Anna Vázquez

  • 10,461,344 personas ya nos visitaron...
agosto 2007
L M X J V S D
« jul   sep »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos de la Fundación Anna Vázquez


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 269 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: