Tratamiento de los tumores cerebrales

junio 20, 2007 at 9:19 pm Deja un comentario

Opciones de tratamiento

Se usan diversos tratamientos para tratar los tumores cerebrales. El tipo de tratamiento recomendado depende del tamaño y el tipo de tumor, la velocidad de crecimiento, y el estado general de salud del paciente. Las opciones de tratamiento son cirugía, radioterapia y quimioterapia, o una combinación de éstas. Esta página web se concentra en la radioterapia para tumores cerebrales.

En las últimas décadas los investigadores han creado nuevas técnicas para administrar radiación al tumor cerebral mientras se protegen los tejidos sanos cercanos. Entre estos tratamientos se encuentran la braquiterapia, la radioterapia de intensidad modulada (IMRT) y la radiocirugía.

La radioterapia podría ser recomendable para tumores sensibles a este tratamiento. La radioterapia convencional usa haces externos de rayos X, rayos gamma o protones dirigidos al tumor para matar las células cancerosas y reducir el tamaño del tumor, y por lo general se da en un período de varias semanas. La radioterapia de todo el cerebro es una opción para tumores múltiples.

Los siguientes son algunos de los nuevos tipos de radioterapia:

  • La braquiterapia utiliza semillas radiactivas que el médico implanta directamente en el tumor.
  • El hiperfraccionamiento es la administración de dosis de radiación más pequeñas dos o tres veces al día, en vez de una única dosis mayor una vez al día.
  • La radiocirugía estereotáctica es una modalidad sumamente precisa de radioterapia que dirige un angosto haz de radiación al tumor desde distintos ángulos. En este procedimiento el paciente se pone un dispositivo rígido en la cabeza. La tomografía axial computarizada (TAC) y la resonancia magnética nuclear (RMN) ayudan al médico a identificar la ubicación exacta del tumor, y la computadora ayuda a regular la dosis de radiación.
  • La radioterapia de intensidad modulada (IMRT, por sus siglas en inglés [Intensity-modulated radiation therapy]) es una modalidad avanzada de radioterapia de alta precisión que utiliza aceleradores de rayos X controlados por computadora para administrar dosis de radiación precisas a un tumor maligno o a áreas específicas dentro del tumor. La dosis de radiación está diseñada para conformarse a la forma tridimensional del tumor mediante la modulación (control) de la intensidad del haz de radiación para enfocar una dosis más alta en el tumor, al tiempo que se reduce al mínimo la exposición a la radiación en las células sanas.

La cirugía (resección quirúrgica) está indicada a menudo para tumores cerebrales primarios. En este procedimiento el cirujano quita todo el tumor o parte de él sin dañar los tejidos circundantes. La cirugía también se puede hacer para reducir la presión dentro del cráneo (presión intracraneal) y para aliviar los síntomas (tratamiento paliativo) en casos en los que no se puede sacar el tumor.

La quimioterapia, o medicamentos anticáncer, podría recomendarse también. Estos medicamentos o sustancias químicas enlentecen o matan las células de reproducción rápida, y se pueden usar antes, durante y después de la cirugía para destruir las células tumorales y evitar que vuelvan. La quimioterapia se puede tomar como una pastilla o por inyección, y a menudo se usa una combinación. También se pueden prescribir medicamentos llamados radiosensibilizadores, que se cree hacen la radioterapia más eficaz.

Qué sucede durante la radioterapia

Para la radioterapia convencional, la visita inicial con el radioncólogo se llama consulta. En esta visita le preguntan la historia de su enfermedad y le hacen un examen físico. En este momento tal vez tenga consultas con otros miembros de su equipo de tratamiento.

Después de que usted y sus médicos hayan decidido el curso de tratamiento, comienza la primera fase: la planificación del tratamiento. En esta fase, un radioncólogo (un médico especializado en radioterapia) simula su radioterapia con radiografías corrientes (rayos X) o una tomografía axial computarizada (TAC). Estos estudios radiográficos se usan para planificar el tipo y la dirección de los haces de radiación usados para tratar el cáncer.

Durante la simulación usted debe estar recostado/a tranquilamente, pero en ese momento no se administra radioterapia. El tratamiento habitualmente comienza uno o dos días después de la sesión de planificación.

Durante el tratamiento con radioterapia usted debe estar recostado/a sobre la camilla de tratamiento sin moverse. El tecnólogo de radioterapia administra el tratamiento prescrito por el radioncólogo; el tratamiento dura sólo unos minutos, y usted no sentirá nada. Si le hacen radiocirugía estereotáctica, le pondrán un dispositivo rígido en la cabeza. En este procedimiento se usa una tomografía axial computarizada (TAC) o una resonancia magnética nuclear (RMN) para ayudar al médico a identificar la ubicación exacta del tumor, y una computadora para ayudar a regular la dosis de radiación.

Las sesiones de planificación de tratamiento y las primeras sesiones de radioterapia pueden tomar una o dos horas; luego, los tratamientos duran unos pocos minutos y usted se podrá ir del departamento de radioterapia después de 30 a 45 minutos en cada sesión. Típicamente los tratamientos se dan una o dos veces al día, cinco días por semana, por cinco a siete semanas.

Para mayor información sobre los procedimientos de radioterapia, consulte las siguientes páginas:

Posibles efectos secundarios de la radioterapia

Los efectos secundarios de la radioterapia podrían no aparecer hasta dos semanas después del inicio del tratamiento. A muchas personas se les cae el cabello, pero la cantidad varía de persona a persona y el cabello normalmente vuelve a crecer después de terminar la terapia.

El segundo efecto secundario más común es la irritación de la piel, con sequedad, enrojecimiento y dolor en la piel de las orejas y el cuero cabelludo. Es importante que no trate de curarse estos efectos secundarios por sí mismo, sino que procure atención médica apenas aparezcan. La fatiga es otro posible efecto secundario de la radioterapia, y la mejor forma de tratarla es descansar suficiente, comer saludablemente y contar con el apoyo de sus amigos y familiares. Los niveles normales de energía vuelven unas seis semanas después de terminar el tratamiento.

Entre las personas que reciben radioterapia del cerebro, también es común el edema cerebral. Si tiene dolor de cabeza o una sensación de presión, notifíquele sus síntomas al oncólogo. Tal vez le receten medicamentos para reducir el edema cerebral, las convulsiones, o el dolor. Puede haber efectos secundarios más graves cuando se da quimioterapia y radioterapia al mismo tiempo; su médico le puede recomendar cómo aliviar estos molestos síntomas.

Otros posibles efectos secundarios son:

  • problemas de la audición
  • náuseas
  • vómitos
  • pérdida del apetito
  • problemas de la memoria o el habla
  • dolor de cabeza

Posibles riesgos y complicaciones

La radiación es una poderosa arma contra las células cancerosas, pero a veces mata células normales del cerebro; esto es un efecto secundario grave y se llama necrosis. La necrosis puede causar dolor de cabeza, convulsiones o incluso la muerte en unos pocos casos. No obstante, el riesgo de necrosis ha bajado en los últimos años gracias al desarrollo de nuevas técnicas de radioterapia más enfocadas descritas arriba y a poderosas tecnologías de producción de imágenes, mapeo cerebral, y de información.

Otras complicaciones son:

En niños, la radiación podría lesionar la glándula pituitaria y otras partes del cerebro. Esto podría causar problemas del aprendizaje o un crecimiento y desarrollo lentos. Además, la radiación durante la infancia aumenta el peligro de sufrir tumores más adelante. Los investigadores están estudiando la quimioterapia como alternativa a la radioterapia para tumores cerebrales en niños.

Seguimiento

El seguimiento regular es extremadamente importante después del tratamiento de un tumor cerebral. Además de los exámenes físicos y neurológicos regulares, tal vez tenga que hacerse exámenes periódicos de resonancia magnética nuclear(RMN), tomografía axial computarizada (TAC) o tomografía por emisión de positrones (PET), exámenes de sangre o un procedimiento de endoscopía. Es posible que su médico le recomiende atención en su casa, terapia ocupacional o vocacional, control del dolor, fisioterapia y que participe en grupos de apoyo.

La atención de seguimiento le ayuda al médico a:

  • detectar signos de reaparición del tumor
  • vigilarle la salud del cerebro
  • identificar y tratar los efectos secundarios de la quimioterapia o la radioterapia
  • detectar la presencia de otros tipos de cáncer en etapas tempranas.

Novedades de tratamiento

En la última década, las mejoras en el tratamiento fraccionado y la radioterapia estereotáctica hiperfraccionada han ofrecido nuevas esperanzas a los pacientes con tumores cerebrales, tanto en términos de sobrevida como de calidad de vida. Hay varios medicamentos y tratamientos experimentales que se ven prometedores en los estudios clínicos, como por ejemplo:

  • Genoterapia, que consiste en la transferencia de material genético a la célula tumoral, con el fin de destruirla o impedir su crecimiento.
  • Los inhibidores de la angiogénesis son medicamentos que interfieren con el crecimiento de los vasos sanguíneos en un tumor, lo que le impide a éste recibir los nutrientes y el oxígeno que necesita para crecer. El tratamiento con estos medicamentos también se llama tratamiento angiostático.

Entry filed under: Alta Tecnología Médica, Documentos de importancia, Neurobiología, Noticias de interes, Quimioterapia, Radioterapia, Tratamientos. Tags: .

Resonancia magnética nuclear (RMN) – Cabeza Medicina nuclear pediátrica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La Fundación Anna Vázquez es una entidad sin fines de lucro aprobada legalmente según Personería Jurídica Nº 361/07 CUIT30-71028256-7 Tiene como misión atender las necesidades del niño enfermo de cáncer cerebral y su familia a lo largo de las distintas etapas de la enfermedad. IMPORTANTE: Este es un SITIO DE DIVULGACIÓN CIENTÍFICA, por lo cual contiene imágenes médicas que pueden alterar su sensibilidad
Los artículos puestos a consideración aquí son de carácter netamente informativo y de ninguna manera deben tomarse como consejo profesional, visite a su médico para obtener diagnóstico y tratamiento. Las expresiones aquí vertidas en los comentarios o en los artículos recopilados, son exclusiva responsabilidad de sus autores y no concuerdan necesariamente con las opiniones de quienes formamos la Fundación.

Estadísticas del Web Site de la Fundación Anna Vázquez

  • 11,920,054 personas ya nos visitaron...
junio 2007
L M X J V S D
« May   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Archivos de la Fundación Anna Vázquez


A %d blogueros les gusta esto: