Neurooncología

julio 10, 2007 at 10:10 pm 4 comentarios

 0600_cancer_cells.jpg

Los tumores del Sistema Nervioso Central (SNC) y Periférico (SNP) constituyen un grupo heterogéneo de enfermedades que varían desde benignas, lesiones de bajo grado de malignidad e incluso malignas. En algunos casos, dichas lesiones si no son tratadas rapidamente, pueden causar la muerte del paciente en poco tiempo.

Cada unos de estos tumores tiene características clínicas, radiográficas y biológicas propias, que conducirán en gran medida hacia el manejo médico de dicha patología. En la Argentina solo contamos, según la Dirección de Estadística e Información de Salud, con el número de defunciones por tumores malignos primarios del SNC del año 2000. Ellas fueron 890 defunciones (480 varones, 410 mujeres), de las cuales aproximadamente el 10% del total correspondían a la población pediátrica (1-19 años) y el 70% a pacientes adultos (50 a 79 años). Si recurrimos a la literatura mundial, encontramos que los tumores primarios del cerebro en adultos, son relativamente raros comparados con el cáncer de pulmón, mama, colon o próstata. Sin embargo, sabemos que los tumores cerebrales y médula espinal están entre las 10 causas de muerte relacionadas con cancer en esta población. En el grupo pediátrico, la incidencia y las estadísticas son diferentes, ya que los tumores del cerebro se encuentran dentro de la primer causa dentro delos tumores sólidos (ej: gliomas, meduloblastomas) y están ubicados en el segundo lugar luego de la leucemia (cancer de las células de la sangre), dentro de las causas generales de cancer en los niños.

En USA, la incidencia anual de tumores primarios del cerebro es de 12 cada 100.000 habitantes, de los cuales mas de la mitad son malignos. De esta estadística sabemos que aproximadamente 13.000 personas mueren cada año de tumores en el SNC en dicho país.

En general, las neoplasias de celulas gliales del cerebro, son las mas comunmente vistas en adultos, y ellas incluyen los tumores de bajo grado, como los astrocitomas infiltrantes, los oligodendrogliomas y los oligo-astrocitomas (tumores mixtos). Los tumores de grado intermedio incluyen los astrocitomas anaplásicos; los oligodendrogliomas anaplásicos y los oligo-astrocitomas anaplásicos. El tumor glial con mayor grado de malignidad es el gliobastoma multiforme. Los tumores pediátricos incluyen el astrocitoma pilocítico; los tumores neuroectodérmicos primitivos como el meduloblastoma, el ependimoma y una variedad de tumores no tan frecuentes, como los germinomas y los tumores rabdoides atípicos del sistema nervioso central.

La localización de dichos tumores presenta un importante desafío para el neurocirujano, quien intentará removerlos y asi lograr un diagnóstico adecuado con la invalorable colaboración del equipo neuro-patológico, crítico instrumento en todo equipo neuro-oncológico, quienes contribuirán con un correcto informe histológico. Un pequeño grupo de tumores presentan características típicas clínicas, radiológicas o de laboratorio, que una biopsia o la resección quirúrgica podrían no estar indicadas; particularmente si el tumor está localizado en areas críticas del cerebro, donde el riesgo de tales procedimientos es mayor, que el potencial beneficio de obtener el tejido a estudiar. Sin embargo el principal objetivo de la neuro-oncología es remover la mayor parte del tumor, en la medida que este ideal sea seguro para el paciente. Afortunadamente, con el advenimiento de nuevas herramientas de navegación quirúrgica asistidas por computación (Neuro-navegador), como asi también, las neuro-imágenes funcionales (ResonanciaMagnética Funcional), hacen que hoy se puedan cumplir dichos objetivos, con una precisión milimétrica que hubiera sido imposible en el pasado.

Una vez obtenido el diagnóstico, el tratamiento instituido por el neuro-oncólogo, consistirá en una terapia específica para cada tipo de tumor. Algunos de ellos son quirúrgicamente “curables”, pero la gran mayoría requerirán algún otro tipo de aproximación terapéutica, que varia desde un rango de la simple, pero exhaustiva observación, hasta la radioterapia, quimioterapia, un tratamiento experimental debidamente protocolizado, o incluso, cirugías sucesivas.

El tratamiento en la población pediátrica con tumores cerebrales, puede diferir sustancialmente de las opciones terapéuticas en los adultos. Los bebes, los infantes, adolescentes e incluso los adultos jóvenes pueden no tolerar los riesgos a largo plazo que puede provocar la radioterapia, y muchos de los esfuerzos investigativos clínicos en esta especialidad están basados en el uso de quimioterapia, que si bien no está exenta de efectos colaterales, estos en su gran mayoría serán temporarios.

La evolución de los tumores del SNC, están influenciados por una considerable cantidad de factores que algunos de ellos ya hemos enumerado, como la edad, el tipo histológico del tumor, la biología molecular y los factores genéticos intrínsecos del tumor, la condición clínica-neurológica del paciente, la localización tumoral, el volumen del tumor, la magnitud de la resección quirúrgica realizada, como asi también, el tratamiento coadjuvante (complementario) practicado. Todos ellos colaborarán a diagramar un perfil del pronóstico de la enfermedad, que orientará al neuro-oncólogo a poder transmitir una opinión formada al propio paciente, a los familiares, colegas y a todo el personal de salud involucrados en la asistencia y cuidado de dicho paciente.

1. ¿Como está conformado un equipo Neuro-oncológico?

 

Un verdadero equipo Neuro-oncológico debe estar integrado por:

· Neuro-oncólogo, el cual es un neurólogo u oncológo que se entrenó en dicha especialidad. Es el que diagramará y coordinará las opciones terapeuticas viables para cada paciente y se encargará del seguimiento del mismo. Su rol mas destacado es la de administrar la quimioterapia en los casos que sea necesario.
· Neurocirujano, integrante indispensable para la toma de decisiones de índole quirurgicas.
· Neuro-patólogo, es la persona clave que contribuirá con su diagnóstico histológico, a partir de la biopsia que le envía el neurocirujano.
· Neuro-radiólogo, es el especialista en neuro-imágenes que con su informe, Planteará los diagnósticos diferenciales a partir del estudio realizado (Tomografía Computada, Resonancia Magnética, etc.).
· Neuro-radioterapeuta, es quien aconsejará y administrará la radioterapia mas conveniente para el paciente, si ella estuviere indicada.
· Neuro-psiquiatra/psicológo, el cual tendra la importante responsabilidad de controlar no solo desórdenes psiquiátricos causados por la lesión cerebral, sino que se encargará además de contener emocionalmente al paciente.
· Clinico General, quien se ocupará de chequear al paciente abarcando en forma integrada, todos los aspectos del cuerpo humano.
· Enfermeras, entrenadas en la administración de quimioterapia, como también en los cuidados generales y/o paliativos de todo paciente neuro-oncológico.

Todo este personal de salud, se reunirá semanalmente en ateneos neuro-oncológicos. Este será el sitio donde discutirán e intercambiarán opciones diagnósticas, terapeuticas y de cuidados generales, en vias de ofrecerle al paciente y a sus familiares, el mejor consejo médico relacionado con su enfermedad.

2. ¿Cuales son las causas del cáncer de cerebro?

 

Las causas de los tumores de cerebro son aun desconocidas. Los investigadores estan tratando de resolver este problema. Ellos aun no pueden explicar por que una persona desarrolla un tumor de cerebro y otra persona en las mismas condiciones, no lo desarrolla.

Sin embargo, varios estudios con numerosos pacientes, intentaron mostrar que existen ciertos factores de riesgo, que quienes estén expuestos a ellos tendrán incrementada la chance de desarrollar un tumor de cerebro, comparados con la población no expuesta. Dichos factores son:

· Historia familiar de cáncer.
· Exposición laboral (solventes, pesticidas, campos electromagnéticos).
· Factores dietéticos, incluyendo carnes procesadas, edulcorantes, vitaminas y suplementos minerales.
· Historia médica de traumatismos de cráneo y radioterapia.
· Uso de hormonas.
· Uso de teléfonos celulares.

La mayoría de estos factores no lograron demostrar un claro e irrevocable incremento del riesgo para desarrollar un tumor en el cerebro.

3. ¿El cáncer de cerebro es hereditario?

 

El cáncer de cerebro NO es hereditario. Existe un pequeño grupo de sindromes familares que se asocian con cáncer de cerebro. Ellos son los Sindromes de Tumores Cerebrales Familiares. Estos son un grupo heterogéneo de desórdenes, que están caracterizados por una variedad de manifestaciones sistémicas (corporales), que están asociadas con una concurrente variedad de neoplasias (tumores) del SNC. Algunos de estos sindromes son clasificados como sindromes neuro-cutaneos o “facomatosis”. El término deriva del hecho de que en ellas se encuentran hamartomas (*) lentiformes en el iris, la retina o el disco óptico (fakov [phakós]): lenteja, cristalino). Tales sindromes tienen lesiones características en la piel, junto con tumores en el SNC.

Muchos de estos sindromes familiares han sido identificados en el ADN. Ello dio a conocer los cromosomas y los genes “defectuosos” que fabrican proteinas anómalas, que son las encargadas de desarrollar las características propias de cada sindrome. Ellos son:

· Neurofibromatosis (Tipo 1 [Enf. de von Recklinghausen])
· Neurofibromatosis (Tipo 2)
· Retinoblastoma
· von Hippel-Lindau
· Esclerosis Tuberosa
· Sturge Weber
· Turcot
· Carcinoma de celulas basales nevoides
· Lhermitte-Duclos/Cowden
· Li-Fraumeni

(*) Tumor constituido por una mezcla anormal de los elementos constitutivos de un determinado tejido. Su origen es en la etapa de desarrollo embrionario.

SINDROMES TUMORES CEREBRALES FAMILIARES
NF I

Glioma del Nervio Optico (ver Fig 1)
Glioma Tronco Cerebral.
Areas c/señal brillante (RM).

Manchas café con leche.
Pecas en axila

Nódulos de Lisch.

17q11

NF1

Neurofibromina.

NF II

Schwannomas del Acústico (Bilateral).
Meningiomas multiples.

Schwannomas subcutaneous.

 

22q12

NF2

Merlina.

Retinoblastoma

Pineoblastoma (Retinoblastoma trilateral).

 

Leucocoria.

13q14

RB1

RB1.

von Hippel-Lindau

Hemangioblastoma de cerebelo/ médula espinal.

 

Angioma de la retina.

3p25

VHL

VHL.

Esclerosis Tuberosa

Astrocitoma subependimal de células gigantes.
Nódulos subependimales.
Tubérculos corticales.

Angiofibroma facial.
Máculas hipocrómicas.
Adenoma sebáceo.
Parche “lijoso”.
Fibroma periungueal.

Astrocitoma retinal

9q34
16p13.3

TSC1
TSC2

Hamartina.

Sturge-Weber

Angiomatosis leptomeningea.
Calcificaciones corticales.
Atrofia hemisférica.

Nevus facial (color vino-oporto)

Hemangioma coroidal.
Glaucoma.

 

 

 

Turcot

Gliobastoma TCP (tipo I).

 

 

 

Reparador de ADN

 

Meduloblastoma TCP (tipo II).

 

 

5q21

APC

 

Carcinoma de Cels. basales nevoides (Gorlin)

Meduloblastoma

Carcinoma de células basales.

 

9q22.3

PTCH

 

Lhermitte-Duclos/ Cowden

Gangliocitoma displásico de cerebelo.

Lesiones muco-cutaneas

(Trichilemmomas).

 

10q23.3 (sindrome  Cowden)

PTEN

 

Fig 1.
Glioma del nervio óptico

Tratamientos para estos síndromes aun no han sido desarrollados, pero con el advenimiento reciente del mapa genético descifrado por los investigadores, la ingeniería genética molecular, contribuirá en un futuro no muy lejano, a delinear terapias para la posible cura y erradicación de tales síndromes.

4. ¿Existe prevención de los tumores del Sistema Nervioso Central?

 

No existe una causa definida para estos tipos de tumores que justifique la prevención de los mismos. Sin embargo es importante reconocer los síndromes hereditarios, para que una vez hecho el diagnóstico, el médico pueda formular un consejo genético, hacia los pacientes portadores del síndrome con deseos de procrear. Este consejo consiste en advertir la posibilidad de transmitir genéticamente la enfermedad a sus descendientes.

5. ¿Existe algún grupo de edad más frecuente para desarrollar un tumor en el Sistema Nervioso Central?

 

Aunque los tumores de cerebro pueden ocurrir a cualquier edad, varios estudios han mostrado que hay dos grupos de edad mas frecuente. El primer grupo son los chicos de 3 a 12 años; y el segundo son los adultos que 40 a 70 años.

6. ¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de presentación de un tumor en el Sistema Nervioso Central?

 

Los síntomas de los tumores de cerebro dependen principalmente del tamaño y la localización del mismo. Los síntomas son causados tanto por daño de tejidos vitales, como por la presión que genera el tumor creciendo dentro de un espacio limitado en el cráneo. Tales molestias también pueden generarse por edema, que es el agua que se desarrolla alrededor del tumor, así como también por la hidrocefalia, que es una condición que ocurre cuando la masa tumoral o las células del tumor, impiden la normal circulación del líquido cefalorraquídeo (LCR) dentro del sistema ventricular. Este ultimo proceso se puede desarrollar por un exceso de producción, falta de reabsorción u obstrucción de dicho líquido dentro del sistema ventricular, provocando aumento de los ventrículos del cerebro. Los síntomas que todos estos procesos generan son los siguientes:

· Cefaleas (tienden a ser peores por la mañana).
· Convulsiones.
· Nauseas y/ o vómitos ( también suelen ser mayores por la mañana).
· Debilidad o cambios de la normal sensibilidad (anestesia, hormigueos, dolor, etc.) de brazos o piernas.
· Incoordinación al caminar.
· Mareos, vértigos.
· Visión doble o borrosa, pérdida de una parte del campo de la visión (hemianopsia) o movimientos involuntarios de los ojos (nistagmus).
· Cambios en la personalidad.
· Pérdida de la memoria.
· Dificultad para la articulación de la palabra (disartria), o cambios en el lenguaje (disfasia).

Todos estos síntomas pueden ser compartidos por otras enfermedades del SNC, y solo un médico podrá discernir si se trata de un tumor o alguna otra enfermedad.

7. ¿Cómo se diagnostican los tumores del cerebro y médula espinal?

 

Para encontrar la causa de los síntomas que se mencionaron anteriormente, el médico debe preguntarle al paciente acerca de su historia personal y familiar en general, como también recolectar datos de la historia relacionados con cáncer. Los datos se volcaran en una correcta historia neuro-oncológica, donde juntos con un exhaustivo examen general y neurológico, orientarán al profesional hacia la causa de la sintomatología.

8. ¿Existen estudios complementarios que ayuden al diagnóstico?

 

Si. El médico una vez que realiza su historia neuro-oncológica, cuenta con una serie de estudios que reforzarán su presunción clínica. Ellos son:

· Tomografía Computada (TC) de Cerebro: son una serie de imágenes del cerebro reconstruidas por una computadora, que son obtenidas luego de una sesión muy corta (depende del equipo) de rayos x emitidos por un tomógrafo. En muchos casos, la incorporación del yodo endovenoso como medio de contraste, ayudará al diagnóstico.
· Resonancia Magnética (RM) de Cerebro: en la actualidad es el estudio de elección para el diagnóstico de estas enfermedades. El alto poder de resolución y sensibilidad de este estudio para los tumores del SNC, lo transforma en el gold-standard de los procedimientos con imágenes. Además, cuenta con la ventaja de ser una opción para personas alérgicas al yodo. Habitualmente también se usa un medio de contraste endovenoso llamado Gadolinio, el cual prácticamente carece de efectos colaterales.
· Angiografía: actualmente es un estudio que no se realiza de rutina cuando existen fuertes sospechas de enfermedad tumoral. En algunas oportunidades puede colaborar con el planeamiento quirúrgico para el abordaje en forma segura, si se trata de un tumor con alta vascularización. La Angio-Resonancia Magnética es otra de las opciones que brinda la RM, en la cual se logran imágenes de los vasos cerebrales que dependiendo de la calidad del estudio y la localización de la patología, podría reemplazar a la angiografía. La Angio-RM tiene un menor riesgo, pues el acceso si bien es venoso para inyectar gadolinio, se realiza en una vena pequeña periférica, a diferencia de la angiografía que se inyecta yodo y en un vaso de mayor calibre.
· Espectroscopía: se realiza habitualmente junto con la RM, e informa del comportamiento del metabolismo de aminoácidos en el cerebro, ayudando a diferenciar tejido cerebral normal, de recidiva tumoral o necrosis (muerte celular). También colabora con la diferenciación del grado tumoral.
· SPECT/ PET: Se tratan de estudios que ponen en evidencia el metabolismo de la glucosa en el cerebro. Se utilizan fundamentalmente en neuro-oncología, para diferenciar efectos de la radioterapia cerebral (cicatriz, necrosis) de recidiva tumoral.
· Centellografía: Se utiliza como medio de detección de metástasis tumorales.
· Mielografía: Actualmente en desuso. Se utilizaba para diagnosticar tumores de la médula espinal, pero con el advenimiento de la RM este estudio es de poca utilidad.

9. ¿Cómo se realiza el diagnóstico definitivo?

 

El diagnóstico definitivo es realizado por el neuropatólogo, a través del tejido o pieza quirúrgica (BIOPSIA) que le envía el neurocirujano. El patólogo se encarga de procesar la muestra con diferentes tinciones y si es necesario con marcadores moleculares y genéticos que contribuyen a elaborar un diagnóstico definitivo de la enfermedad del paciente. Se le entrega al médico encargado del seguimiento del paciente, un informe Histo-patológico de la muestra analizada y a partir de allí se elabora la estrategia neuro-oncológica. Existen excepciones en la cual no es posible realizar un procedimiento quirúrgico ni tampoco extraer una pequeña toma de tejido para biopsia, pues la localización del tumor es riesgosa. En estos casos las imágenes, particularmente la RM, es de un alto valor para ayudar a aclarar el diagnóstico, pues la mayoría de estas lesiones tienen patrones típicos de configuración en el SNC.

Fig. 2
Meningioma adherido a la Duramadre

Fig. 3
Meningioma (pieza quirúrgica)

Fig. 4
Histología: diversos tipos de meningiomas

10. ¿Cómo se realiza una biopsia?  

Hay 2 tipos básicos de procedimientos:

· Biopsia a cielo abierto
· Biopsia estereotáxica

La primera se realiza generalmente en el mismo acto quirúrgico de extirpación de la lesión (cirugía convencional). Una porción de esta pieza quirúrgica es analizada posteriormente por el neuropatólogo (biopsia diferida). Este procedimiento tiene la ventaja en el caso que se trate de un tumor, que en el mismo acto, se está realizando parte del tratamiento, es decir la cirugía.

El segundo procedimiento se realiza usualmente cuando la lesión a investigar se encuentra en un área importante (elocuente) del cerebro, y es peligroso realizar un procedimiento a cielo abierto. La biopsia se realiza con un marco especial que es colocado en el cráneo y permite fijar la cabeza en una posición ideal, para que con la ayuda de coordenadas, se pueda localizar la lesión intracraneal. Una pequeña aguja es dirigida hacia la lesión y se extraen varias muestras del material a analizar. El neuropatólogo habitualmente realiza concomitantemente un procedimiento rápido de la muestra llamado biopsia “por congelación”. Este es un procedimiento muy simple que dará una idea al patólogo si la muestra se trata o no, de un proceso tumoral, e informará al neurocirujano si es suficiente el tejido extraído. De esta forma colabora con el neurocirujano en la decisión de finalizar el procedimiento y aumentar las chances de éxito en el diagnóstico. Luego como ya hemos explicado anteriormente, se procede a realizar una biopsia diferida con tal muestra donde se logra un diagnóstico definitivo.

11. ¿Qué tipos de tumores primarios existen en el Sistema Nervioso Central?

 

Los tumores cerebrales se clasifican de acuerdo al tipo de células tumorales que lo componen y por el grado histológico. Para algunos tumores, la ubicación y la diseminación metastásica dentro del líquido cefalorraquídeo también se utiliza para la clasificación histológica de los tumores cerebrales. Ella es la siguiente:

TUMORES GLIALES (GLIOMAS):

Tumores astrocíticos:

Sin Infiltración:

· Pilocítico juvenil (Bajo Grado -WHO[*] Grado I-).
· Astrocitoma subependimal de células gigantes (Bajo Grado -WHO Grado I-).
· Astrocitoma infantil desmoplásico (Bajo Grado -WHO Grado I-).
· Xantoastrocitoma pleomórfico (Bajo Grado -WHO Grado II-).

Fig. 5
Astrocitoma pilocítico

Fig. 6
Astrocitoma Subependimal de Céls. Gigantes

Infiltrantes:

· Astrocitoma difuso bien diferenciado -Fibrilar, Gemistocítico
· Protoplásmico- (Bajo Grado-WHO Grado II-).
· Pilocítico juvenil anaplásico maligno (raro).
· Xantoastrocitoma pleomórfico anaplásico (Alto Grado -WHO Grado III-).
· Astrocitoma anaplásico maligno (Alto Grado -WHO Grado III-).
· Glioblastoma multiforme (Alto Grado -WHO Grado IV-).
· Gliomatosis cerebri.

Fig. 7
Astrocitoma G II

Fig. 8
Glioblastoma Multiforme

Tumores oligodendrogliales:

· Oligodendroglioma bien diferenciado (Bajo Grado-WHO Grado II-).
· Oligodendroglioma anaplásico (Alto Grado -WHO Grado III-).

Tumores ependimales:

· Mixopapilar (Bajo Grado -WHO Grado I-).
· Subependimomas (Bajo Grado -WHO Grado I-).
· Ependimoma bien diferenciado (Bajo Grado -WHO Grado II-).
· Ependimoma anaplásico (Alto Grado -WHO Grado III-).

Fig. 9
Subependimoma

Fig. 10
Ependimoma

Tumores mixtos:

· Oligo-astrocitoma (Bajo Grado -WHO Grado II-)
· Oligo-astrocitoma anaplásico (Alto Grado -WHO Grado III-)
· Ependimo-astrocitoma, Oligo-astro-ependimoma (raros).

TUMORES NEURONALES Y GLIO-NEURONALES (mixtos):

· Tumor Neuroepitelial Disembrioplásico -DNET- (Bajo Grado -WHO Grado I-)
· Gangliocitoma ó Ganglioneuroma (Bajo Grado -WHO Grado I-).
· Ganglioglioma (Bajo Grado -WHO Grado II-).
· Neurocitoma central (Bajo Grado -WHO Grado II-).
· Ganglioglioma infantil desmoplásico.
· Ganglioneurocitomas, Ganglioglioneurocitomas (mixtos).

Fig. 11
Ganglioglioma

TUMORES EMBRIONALES:

Tumores Neuroectodérmicos Primitivos (PNET’s):

· Meduloblastoma (Clásico y Desmoplásico).
· PNET supratentorial/tronco.
· Ependimoblastoma.
· Pineoblastoma.
· Medulomioblastoma.
· Neuroblastoma cerebral.
· Meduloepitelioma (Alto Grado -WHO Grado IV-).
· Tumor Rabdoide/ Teratoide atípico.
· Tumores Epidermoides/ dermoides.

Fig. 12
Meduloblastoma

Fig. 13
Pineoblastoma

MENINGIOMAS:

· Meningotelial (Bajo Grado -WHO Grado I-).
· Fibroso (Bajo Grado -WHO Grado I-).
· Transicional (Bajo Grado -WHO Grado I-).
· Psammomatoso (Bajo Grado -WHO Grado I-).
· Angiomatoso (Bajo Grado -WHO Grado I-).
· Microquístico (Bajo Grado -WHO Grado I-).
· Secretante (Bajo Grado -WHO Grado I-).
· Meningioma rico en Linfoplasmocitos (Bajo Grado -WHO Grado I-).
· Metaplásico (Bajo Grado -WHO Grado I-).
· Atípico (Grado Moderado -WHO Grado II-).
· Células Claras (Grado Moderado -WHO Grado II-).
· Cordoide (Grado Moderado -WHO Grado II-).
· Rabdoide (Alto Grado -WHO Grado III-).
· Papilar (Alto Grado -WHO Grado III-).
· Anaplásico o Meningioma Maligno (Alto Grado -WHO Grado III-).

Fig. 14a
Meningioma esfenoidal

Fig. 14b
Meningioma de la convexidad

TUMORES NO MENINGOTELIALES MESENQUIMATOSOS:

· Tumores del tejido adiposo:

· Lipomas.
· Hamartoma fibrolipomatoso.
· Angiolipoma.
· Lipomatosis epidural.
· Liposarcoma intracranial.

Tumores Fibrohistiocíticos:

· Histiocitoma fibroso (benigno y maligno).

Tumores Fibrosos:

· Tumor fibroso solitario.
· Paquimeningitis intracranial hipertrófica.
· Fibrosarcoma.

Tumores formadores de Músculo:

· Leiomioma.
· Leiomiosarcoma intracranial.
· Rabdomioma.
· Rabdomiosarcoma embrional.
· Ectomesenquimoma maligno.

Tumores Osteocartilaginosos:

· Condroma.
· Osteoma.
· Osteocondroma.
· Condrosarcoma mesenquimático.
· Osteosarcoma.

Tumores Vasculares:

· Hemangiomas.
· Hemangioendotelioma epitelioide.
· Angiosarcoma.
· Sarcoma de Kaposi.

Fig. 15
Hemangioblastoma

Tumores de histogénesis indefinida:

· Hemangiopericitoma.
· Hemangioblastoma capilar.
· Sarcoma/Sarcomatosis meníngea.

Tumores Melanocíticos:

· Melanocitosis difusa.
· Melanocitoma.
· Melanoma maligno leptomeningeo primario.

TUMORES DE LA VAINA DE LOS NERVIOS:

· Schwannoma (Neurilemoma).

Fig. 16
Schwannoma

TUMORES DE LA GLANDULA PINEAL:

· Pineocitoma.
· Pineoblastoma (ver Tumores Embrionales).

TUMORES DE LA HIPOFISIS:

· Adenoma de hipófisis.
· Carcinoma de hipófisis.

TUMORES DE LAS CELULAS GERMINALES:

· Germinoma Puro.
· Carcinoma Embrional.
· Coriocarcinoma.
· Tumor del Seno Endodérmico.
· Teratoma (Maduro o Inmaduro).
· Mixtos.

TUMORES DEL PLEXO COROIDE:

· Papiloma del Plexo Coroide (Grado I).
· Papiloma del Plexo Coroide -Atípico o Anaplásico- (Grado II).
· Carcinoma del Plexo Coroide (Grado III).

TUMOR DERIVADO DE LA BOLSA DE RATHKE:

· Craniofaringioma.

TUMORES REMANENTES DE LA NOTOCORDA:

· Cordoma.
· Cordoma condroide (Bajo Grado de Condrosarcoma mixoide).

TUMORES DE LAS CELULAS LINFOIDES:

· Linfoma No-Hodgkin primario del SNC (origen Céls. “B”)
· Esporádico
· Epidémico (asociado a SIDA)

Fig. 17
Linfoma asociado a SIDA

RAROS:

· Linfoma No-Hodgkin primario del SNC de Bajo Grado (origen Células “B”)
· Linfoma No-Hodgkin primario del SNC (origen Céls. “T”)
· Linfoma Hodgkin primario del SNC.

QUISTES:

· Quiste Coloide

[*]WHO: Worlk Health Organization (Organización Mundial de la Salud)

12. ¿Qué significa Bajo, Intermedio o Alto grado en un tumor?

 

Los tumores son clasificados por la Organización Mundial de la Salud (OMS o WHO) en tres grados diferentes según su histología (Bajo, Intermedio o Alto). Esto depende principalmente de las características celulares del tumor; grado de diferenciación celular (bien diferenciado, metaplásico, atípico, anaplásico, etc.); proliferación celular (mitosis), y porcentaje de la misma; desarrollo de vasos dentro del tumor (vasos de neoformación); muerte de las células tumorales (necrosis); y su agresividad (invasión/ infiltración) en el cerebro. Todos estos factores contribuyen a tipificar los tumores de acuerdo a grados, y en gran medida es lo que marcara la evolución y el pronóstico de los mismos. En general un tumor de alto grado, tiene un peor pronóstico que un tumor de un grado menor.

13. ¿Cuáles son las preguntas que el paciente debe formularle al médico, una vez hecho el diagnóstico?

 

· ¿Qué tipos de tratamientos recibiré?
· ¿Cuáles son los beneficios de dicho tratamiento?
· ¿Cuáles son los riesgos y efectos colaterales de dicho tratamiento?
· ¿Cómo puedo prevenir tales efectos colaterales?
· ¿Existe algún protocolo de investigación, aparte del tratamiento convencional?
· ¿Deberé cambiar mis actividades cotidianas y mi forma de vida en general? De ser así, ¿por cuanto tiempo?
· ¿Cuántas veces deberé concurrir al médico para chequeos?
· ¿Existe alguna posibilidad de cura con esta estrategia?

Estas son algunas de las preguntas que debe hacer el paciente y/ o sus familiares en la consulta con el profesional. Es posible que muchas de las propuestas que ofrece el profesional, no queden completamente claras en la primer consulta. Estas enfermedades son muy complicadas y se necesitan sucesivas consultas, para comenzar a incorporar la estrategia desarrollada por el Neuro-oncólogo para intentar combatir la enfermedad.

14. ¿Cuáles son los tipos de tratamiento que se emplean cuando se detecta un tumor?

 

Los tratamientos que se utilizan dependen exclusivamente del tipo de tumor a tratar. Básicamente existen 3 tipos de tratamientos:

· CIRUGIA
· QUIMIOTERAPIA
· RADIOTERAPIA

La Cirugía sigue siendo el pilar del tratamiento neuro-oncológico. Tiene 2 objetivos. El primero es determinar el tipo histológico del tumor que se sospecha mediante una biopsia. El segundo objetivo es remover la mayor parte de la lesión macroscópica, es decir la que se puede observar en las imágenes que ayudaron a detectarla (TC, RM, etc.), y por la observación directa del neurocirujano intraoperatoriamente. Por supuesto, estos objetivos se realizan en la medida que no afecten la calidad de vida del paciente.

Esta comprobado por varios estudios internacionales, con una apreciable cantidad de pacientes, que la cantidad de tejido tumoral que se logra extraer con dicho procedimiento, es en la mayoría de los casos, directamente proporcional a mayor sobrevida del paciente.

La Quimioterapia, juega en la actualidad, un rol importante en el tratamiento de todo paciente con un tumor en el SNC. Este tratamiento, consiste en el empleo de drogas para intentar eliminar las células cancerígenas remanentes luego del acto quirúrgico. Estas células infiltran microscópicamente el cerebro mas allá de la lesión visible en la cirugía, y son las encargadas de provocar la recidiva (reaparición) de la enfermedad.

Existen varios tipos de drogas utilizadas en el cáncer del SNC. Muchas se utilizan solas, o en la mayoría de los casos se combinan entre ellas. Incluso algunas drogas se alternan o se administran concomitantemente con la radioterapia.

La quimioterapia se administra en forma de píldoras o cápsulas por vía oral, y también, en algunas oportunidades en forma endovenosa. Existen también, implantes de drogas quimioterápicas en el lecho tumoral en el mismo acto que se realiza la cirugía. En otras ocasiones, la quimioterapia puede introducirse en el fluido que rodea el cerebro y la médula espinal (líquido cefalorraquídeo), por medio de una aguja especial, en los espacios intervertebrales en la columna (quimioterapia intratecal).

El tratamiento se realiza generalmente con drogas y esquemas convencionales, o con esquemas protocolizados de drogas (nuevas o conocidas) y novedosas combinaciones de las mismas. Estos últimos son los Protocolos de Investigación.

La quimioterapia por lo general se administra en una determinada cantidad de ciclos, que varían en cantidad y tiempo, de acuerdo al esquema empleado para cada enfermedad. Por lo general los ciclos duran entre 4-6 semanas cada uno, en donde se administran las drogas en los primeros días del mismo, y luego el paciente comienza un período de “descanso” de medicación hasta comenzar el nuevo ciclo. Una vez completado el esquema planeado por el neuro-oncólogo, el es quien decidirá, de acuerdo a la evolución del paciente, cual es próximo paso a seguir.

Por lo general, cuando se pretende obtener una sobrevida aceptable, existen tres períodos:

· Inducción
· Consolidación
· Mantenimiento

El primero de ellos (inducción), consiste en administrar una determinada cantidad de ciclos de quimioterapia, de acuerdo al tipo histológico del tumor. La idea es eliminar la mayor cantidad de células malignas posibles, para tratar que el cáncer pase a una etapa de remisión (involución).

El segundo (consolidación) es por lo general un período donde se administra altas dosis de quimioterapia en forma intensiva (mayores que en la inducción), donde se pretende eliminar cualquier residuo de células cancerígenas.

El tercer período (mantenimiento) es intentar “cronificar” la enfermedad, manteniendo pequeñas cantidades de quimioterapia, durante un período prolongado de tiempo, intentando que no reaparezca la enfermedad, manteniendo al paciente en remisión.

La Radioterapia es un tratamiento que se utiliza desde hace aproximadamente un siglo. Ella ha evolucionado con los avances científicos de la computación y la física, produciéndose una notable mejoría tanto de los equipos, como la precisión, calidad e indicación de los tratamientos. Este tratamiento consiste en el uso de rayos “x” u otros rayos de alta energía, para eliminar células malignas y reducir tumores luego de una cirugía, o cuando ella no es posible. Existen dos vías básicas para la administración de radioterapia:

· Radioterapia externa o Teleterapia, en la cual la fuente de radiación se encuentra a cierta distancia del paciente, y es emitida por equipos de grandes dimensiones. Ellos son los aceleradores lineales. La radiación emitida son fotones (rayos x). Este tipo de tratamiento es el mas frecuentemente utilizado, y los pacientes son sometidos a sesiones diarias de pocos minutos, generalmente durante un período de 5 veces continuas por semana, durante 6 semanas.
· Braquiterapia intersticial, la fuente de radiación es colocada en el lecho tumoral, generalmente en el mismo tiempo quirúrgico. Habitualmente se usan semillas radioactivas que contienen Iodo 125 con capacidad de emitir rayos gamma. También se han utilizado otros tipos de energía como la radiación beta (P32, Renium 186, etc.). Dependiendo del material usado, el implante radioactivo puede ser dejado en el cerebro por un período establecido de tiempo o permanentemente. Los implantes van perdiendo radioactividad cada día. Este procedimiento requiere internación por un período breve de tiempo, que coincide con el período post-operatorio y con el período donde la radiación es mas activa. Es por esto que los familiares pueden requerir trajes especiales cuando visiten al paciente en este período. Este tipo de tratamiento no es ampliamente utilizado, probablemente por la complejidad de su instrumentación, por sus efectos colaterales (mayores que la radioterapia convencional) y porque no ha demostrado mayor eficacia.

La Radiocirugía estereotáxica, también llamada Gamma-Knife, es otra de las formas de radioterapia para tratar algunos tumores del cerebro. Es una forma de tratamiento desarrollada por la integración del conocimiento de varias especialidades médicas: la Neurocirugía, la Radioterapia, la Radiología y la Física Médica. La administración de la radiación es en una sola sesión. Consiste en una dosis elevada de radiación, pero ella es dirigida solamente al tumor. Esto se logra fijando la cabeza del paciente con un marco especial (marco estereotáxico), donde con la ayuda de imágenes (RM), se logran coordenadas que dirigirán los rayos hacia el sitio exacto de la lesión, evitando dañar con radiación secundaria el tejido cerebral normal que rodea al tumor. Los rayos son de tipo gamma y provienen de una fuente externa de cobalto. Por lo general es útil en lesiones tumorales pequeñas donde no son accesibles quirúrgicamente. Es utilizado en algunos tumores específicos y generalmente en las recidivas de los mismos.

15. ¿Qué es el Transplante de Médula Ósea?

 

Existe un novedoso tratamiento para pacientes con tumores malignos, llamado Autotransplante de médula ósea con rescate autólogo de stem cells (células madre). Este procedimiento consiste básicamente en administrar altas dosis de quimioterapia en un periodo breve de tiempo (3-8 días), seguido de reinfusión de stem cells propias del paciente. Previamente a la administración de quimioterapia, se realiza la extracción de una cantidad establecida de stem cells desde la sangre periférica del paciente (leucoféresis). También existe la posibilidad de obtener stem cells desde la médula ósea del paciente, mediante un complejo proceso de laboratorio. Una vez obtenido dicho material, se conserva a temperaturas bajo cero, hasta el momento de la reinfusión de tales células (transplante).

El objetivo de este tratamiento es poder administrar dosis de quimioterapia muy elevadas, que solo es tolerable por el organismo, si previamente se realiza el rescate de stem cells y posterior reinfusión de las mismas. Este procedimiento provoca la ablación (desaparición) “temporaria” de la médula ósea del paciente. De otra manera sería impracticable la administración de tales dosis de quimioterapia, que si bien tendrían mayor efectividad que las dosis convencionales sobre los tumores cerebrales, seria incompatible con la vida.

Esta terapia esta dirigida a un grupo muy selecto de pacientes y se utiliza fundamentalmente en tumores pediátricos. Sin embargo, en la actualidad, existen protocolos de investigación cuidadosamente diseñados, que abarcan un amplio rango de edades y de diversidad tumoral.

16. ¿Cuáles son los posibles riesgos y complicaciones de la cirugía?

 

La cirugía es necesaria en la mayoría de los tumores del SNC.

En algunas oportunidades pueden ocurrir complicaciones quirúrgicas y en otros casos pueden aparecer efectos indeseables, pero esperables en toda cirugía mayor. Tales riesgos son:

· Sangrado del lecho quirúrgico
· Edema cerebral
· Convulsiones
· Infección
· Aparición o empeoramiento de déficits neurológicos previos.

Muchas veces, signos y síntomas neurológicos pueden agravarse luego de la cirugía. La mayoría de ellos se resuelven a corto plazo. En raras ocasiones es necesaria una reintervención quirúrgica en el período post-operatorio (Ej.:sangrado del lecho quirúrgico), para resolver algunas complicaciones que pongan en riesgo la vida del paciente.

Todos los riesgos relacionados con el procedimiento quirúrgico, son mínimos con personal experto. Los efectos indeseables (Ej.: edema, convulsiones, etc.), son perfectamente controlables con medicación.

17. ¿Cuáles son los efectos colaterales y/ o secundarios de la quimioterapia?

 

Los efectos colaterales y/ o secundarios de la quimioterapia depende en gran medida de cual droga sea administrada y no todas ellas producen los mismos efectos. Incluso una misma droga administrada a diferentes dosis provocará diferentes efectos. En general las drogas anticancerígenas, no solo destruyen las células tumorales, sino también afectan las células que se dividen rápidamente en el organismo, como las células de la sangre (glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas), células del tracto digestivo y células del folículo piloso del cabello. Como resultado de estos complejos efectos, el paciente puede experimentar síntomas colaterales, clasificados de acuerdo a la frecuencia de presentación:

· Comunes(>20%).
· Ocasionales (5-20%).
· Raros(<5%).

De acuerdo al tiempo de presentación:

· Inmediatos (dentro de 24-48hs).
· Rápidos (dentro de las 2-3 semanas).
· Diferidos (en algún momento durante la terapia [excluyendo los anteriores]).
· Tardíos (en algún momento luego de completar el tratamiento).

Todos ellos se combinan, se alternan, disminuyen, e incluso desaparecen, dependiendo del tipo de esquema quimioterápico administrado. Los signos y síntomas descriptos a continuación no siguen un orden de frecuencia.

· Fatiga y pérdida de la energía (causada por anemia).
· Fiebre e infecciones (disminución de glóbulos blancos).
· Hematomas espontáneos, pequeños sangrados (Ej.: encías, aumento de la cantidad de sangre con la menstruación, etc.).
· Nauseas y/ o vómitos.
· Diarrea (recambio acelerado de las células del intestino).
· Pérdida del cabello (recambio acelerado de las células del folículo piloso).
· Pérdida del apetito.
· Problemas renales.
· Problemas auditivos.
· Infertilidad.

Todos estos síntomas pueden ser controlados, minimizados e incluso ser evitados, pues en la actualidad existen las suficientes drogas que ayudan a lograr una estrategia oncológica, con una calidad de vida aceptable. Este es el desafió que emprende el neuro-oncólogo, cuando trata a un paciente con cáncer del SNC.

18. ¿Cuáles son los posibles efectos colaterales de la Radioterapia?

 

Los efectos de la radioterapia convencional, son en gran medida producidos por los efectos de los rayos que impactan en el área sana que rodea al tumor (radiación secundaria). Hoy existen técnicas llamadas conformacionales, en las cuales, los diseños computarizados del área tumoral a irradiar son milimétricos, y evitan de esta forma, el daño a estructuras normales del cerebro vecinas al tumor. Tales efectos indeseados pueden ser agudos/ subagudos:

· Fatiga.
· Nauseas.
· Cefaleas.
· Mareos.
· Convulsiones.
· Irritación de la piel.
· Fiebre e infección.
· Sueño.
· Perdida del apetito.
· Pérdida del cabello: Temporaria, con mala calidad de recuperación del cabello.

Crónicos:

· Dificultades en el aprendizaje y normal desarrollo (frecuente en los niños).
· Dificultades oftalmológicas y auditivas.
· Pérdida de la memoria.
· Problemas endocrinológicos.
· Demencia.

Estos efectos colaterales (fundamentalmente los agudos), al igual que con la quimioterapia, vigilados por el médico a cargo, se pueden minimizar con fármacos. Por ejemplo los corticoides son muy frecuentemente usados para disminuir el edema que provoca la radioterapia en el cerebro.

Los efectos no deseados a largo plazo (crónicos) son mas difíciles de controlar. Es por esto, que los radioterapeutas continúan perfeccionando constantemente las técnicas de emisión de rayos, para que el “target” (lesión a irradiar) sea cada vez mas preciso.

19. ¿Cuáles son las medicaciones concomitantes, que se agregan al tratamiento principal?

 

Existe una serie de medicamentos que habitualmente se suman al esquema neuro-oncológico. Ellos son:

· Corticoides: Ayudan a reducir el edema cerebral.
· Anticomiciales: Son las drogas que se administran para controlar las convulsiones.
· Antieméticos: Controlan las nauseas y vómitos.
· Antiácidos: Anulan la acidez estomacal provocada por los esteroides y previenen el desarrollo de úlceras duodenales.
· Analgésicos: Se administran para las cefaleas, o dolores neuropáticos.
· Hormonal: Reemplazan a la normal secreción de hormonas del organismo. Luego de una cirugía, la extirpación de un tumor localizado en una glándula, puede provocar la disminución o la anulación de la secreción hormonal. En este caso es necesario reemplazarlas con medicación hormonal.

20. ¿Los tumores de cerebro provocan metástasis?

 

Es sumamente raro que los tumores primarios (originados en las células del SNC) del cerebro, provoquen metástasis en otras localizaciones del cuerpo humano. Sorprendentemente, las metástasis en el cerebro provenientes de otro cáncer originado en otro órgano, representan los tumores intracraneales mas frecuentes, incluso superando la incidencia de los tumores primarios cerebrales.

Los hombres y mujeres son afectados en general de la misma forma, y el pico de incidencia para desarrollar metástasis en el SNC está entre la quinta y séptima década de vida.

21. ¿ De dónde provienen las metástasis cerebrales?

 

En adultos, los sitios mas comunes de origen metastásico son los siguientes:

· Pulmón.
· Mama.
· Piel (Melanoma).
· Colon.
· Riñón (Carcinoma de células claras renales).

Fig. 18
Metástasis

En los niños el sitio de procedencia mas común dentro de los tumores sólidos son:

· Sarcomas.
· Germinomas.

22. ¿Cómo se tratan las metástasis en el cerebro?

 

Fundamentalmente el esquema terapéutico de las metástasis cerebrales, depende del estadio y del tratamiento de base del cáncer original.

Como reglas generales cuando la expectativa de vida del paciente esta limitada por la progresión de la enfermedad primaria o tiene metástasis extra- craneales, la opción mas razonable es el tratamiento paliativo. Este consiste en brindar confort, reduciendo con medicamentos, los síntomas que limitan la calidad de vida (ver medicación concomitante). Sin embargo, cuando la expectativa de vida es entre 6 a 12 meses, los pacientes pueden ser beneficiados con radioterapia craneal total, o esquemas quimioterápicos, si el tumor de origen responde a dichas drogas.

Los pacientes con buen pronóstico, pocas metástasis y bien delimitadas, se pueden beneficiar con estrategias quirúrgicas agresivas, combinadas con protocolos de radioterapia y quimioterapia, intentando lograr control local de la enfermedad.

23. ¿Qué son los síndromes paraneoplásicos?

 

Existe un grupo de enfermedades neurológicas que son definidas como síndromes paraneoplásicos, cuando ellas ocurren en pacientes con cáncer (leucemias, linfomas, mieloma múltiple, neuroblastoma, pulmón de células pequeñas, testículo, próstata, mama, endometrio, riñón, etc.) y no están relacionadas con metástasis de los mismos, infección, anormalidades metabólicas o toxicidad del tratamiento.

Se tratan de una disfunción del sistema nervioso, relacionado con desórdenes de la inmunidad humoral y/ o celular (anticuerpos y células encargadas del sistema inmunológico). La mayoría de estos síndromes tienen uno o varios anticuerpos y/ o antígenos en la sangre que los identifica.

Aunque estos síndromes son relativamente raros, el diagnóstico correcto de los mismos es de crucial importancia. Existen tres razones principales que soportan tal afirmación. La primera es que tales síndromes, son el primer aviso de una neoplasia oculta, e incluso pueden anticiparse en años, a la evidencia clínica de cáncer. La segunda razón, es que un diagnóstico temprano, permite administrar tratamientos inmunomoduladores o inmunosupresores, antes de que ocurran déficits neurológicos irreversibles. Y por último, confundir un síndrome paraneoplásico con una complicación metastásica o como resultado de un efecto colateral/ secundario de la quimioterapia o radioterapia, pueden provocar decisiones terapéuticas erróneas.

Los síndromes paraneoplásicos son:

· Neuronopatía- Encefalomieloneuritis Sensitiva Subaguda.
· Encefalitis Límbica/ Encefalitis-Mielitis del Tronco Cerebral.
· Neuropatía Autonómica.
· Síndrome Anti-Hu.
· Degeneración Cerebelosa Progresiva.
· Síndrome Visual Paraneoplásico.
· Opsoclonus-Mioclonus.
· Desórdenes Paraneoplásicos de la Neurona Motora.
· Neuropatía Periférica Paraneoplásica.
· Neuropatía Mixta (sensitiva-motora) Subaguda.
· Poliradiculoneuropatía Aguda.
· Neuropatías asociadas con Discracias de Células Plasmáticas.
· Mononeuritis Múltiple y Vasculitis.
· Neuritis Braquial.
· Desórdenes de la Unión Neuromuscular.
· Síndrome de Eaton-Lambert.
· Desórdenes Paraneoplásicos del Movimiento.

En los últimos 10 años hubo avances significativos en la clasificación clínica y el entendimiento inmunobiológico de estos desórdenes neurológicos paraneoplásicos. No existe un tratamiento altamente efectivo para la mayoría de estos síndromes. La inmunosupresión con corticoides, plasmaféresis, inmunoglobulina G o la inmunoabsorción, son efectivas en forma variable.

Con la esperanza de encontrar nuevas aplicaciones clínico-terapéuticas, los investigadores moleculares continúan descifrando el comportamiento de estos síndromes, los cuales contribuirán en los avances de los tratamientos en los próximos años.

24. ¿Se puede lograr una recuperación de los déficits neurológicos provocados por el tumor?

 

Definitivamente si. Los pacientes son referidos en la mayoría de los casos a un equipo de rehabilitación neurológica. Ello depende fundamentalmente, en que etapa del tratamiento se encuentra el paciente. Pero la rehabilitación ayudará a recuperar, en gran medida, los déficits provocados por el tumor.

Entry filed under: Documentos de importancia, Neurobiología, Quimioterapia, Radioterapia, Tratamientos. Tags: .

Reflejos infantiles 4 Meses sin Annita

4 comentarios Add your own

  • 1. wilbert olanda giron  |  marzo 8, 2009 a las 3:48 am

    buenas, señores quien les escribe es un padre de familia que tiene a su menor hijo desde hace año y dies meses hospitalizado en cautiverio moviendose esporadicamente sus miembros superiores e inferiores por un diagnostico que recien me ha sido dado de cavernoma de tronco de cerebro que se ubica entre el pedunculo cerebeloso inferior y el bulbo diganme por favor si operan a mi hijo y extirpan la malformacion luego de casi dos años es posible su recuperacion se los suplico darme informacion porque donde estoy solo le dan tratamiento de seporte y yo particurmente le hago de rehabilitacion por favor enviarme la respuesta a mi correo wilberolanda@hotmail.com es una suplica de un padre a padres medicos soy peruano y donde estoy no me dicen nada o es que no saben o lo hacen por negligencia solo deceo y pido a dios por la salud de mi hijito

    Responder
  • 2. wilber olanda  |  abril 1, 2009 a las 4:58 am

    deceo saber si es posible una recuperacion de mi menor hijo que esta como vegetal pero que mueve sus pies ciuando le ordeno por año y dies meses de un cavernoma que se ubica entre el pedunculo cerebeloso inferior y el bulbo por favor se los pido ayudenme enviar a mi correo por favoir

    Responder
  • 3. ana isabel  |  abril 19, 2009 a las 2:18 pm

    hola, me gustaria que me dieran informacion de donde pueden tratar el tumor de la pineal, pues tengo una sobrina con 6 años se lo han diagonistacado ahora. a la niña la operaron con dos años de hidrocefalia del conducto de silvio y ahora a los 4 años nos dicen que tiene un tumor que no se puede operar. porfavor agredeceria mucho su informacion pues estamos desesperados. somos de jaen , andalucia

    Responder
  • 4. Cecilia  |  abril 21, 2009 a las 7:18 pm

    Hola:
    mi mama fue operada por segunda vez de un glioma tempotal, hace 2 años atras fue su primera operacion de un tumor con las mismas caracteristicas.
    Quisiera saber cual es el promostico de vida que ella tiene y en que porcentaje de personas ocurre que se produsca una metastasi en el cerebro.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La Fundación Anna Vázquez es una entidad sin fines de lucro aprobada legalmente según Personería Jurídica Nº 361/07 CUIT30-71028256-7 Tiene como misión atender las necesidades del niño enfermo de cáncer cerebral y su familia a lo largo de las distintas etapas de la enfermedad. IMPORTANTE: Este es un SITIO DE DIVULGACIÓN CIENTÍFICA, por lo cual contiene imágenes médicas que pueden alterar su sensibilidad
Los artículos puestos a consideración aquí son de carácter netamente informativo y de ninguna manera deben tomarse como consejo profesional, visite a su médico para obtener diagnóstico y tratamiento. Las expresiones aquí vertidas en los comentarios o en los artículos recopilados, son exclusiva responsabilidad de sus autores y no concuerdan necesariamente con las opiniones de quienes formamos la Fundación.

Estadísticas del Web Site de la Fundación Anna Vázquez

  • 11,920,054 personas ya nos visitaron...
julio 2007
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivos de la Fundación Anna Vázquez


A %d blogueros les gusta esto: