Ingreso del niño en Unidades de Cuidados Críticos Pediátricos y Neonatales

julio 27, 2007 at 8:21 pm Deja un comentario

11.jpg

Autores:

  • Antonio José Ibarra Fernández

    •  Correo: aibarra@aibarra.org

    •  Titulación académica: Diplomado en Enfermería

    •  Centro de Trabajo: Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos y Neonatales. Hospital Torrecárdenas. Almería. España

  • Bruno Nievas Soriano

    • Correo: brunonievas@yahoo.es

    •  Titulación académica: Médico. Especialista en Pediatría

    •  Centro de Trabajo: Unidad de Urgencias de Pediatría. Hospital Torrecárdenas. Almería. España

 

Cuando un niño ingresa en una de las unidades de cuidados críticos, lo primero que debemos de hacer por orden de prioridad es:

  1. Elección del sitio de atención

  2. Monitorizarle las constantes vitales

  3. Asistirle las constantes vitales alteradas

  4. Conseguir una estabilidad hemodinámica

  5. Identificarle: Metodología descrita por la Institución o bien por el método pulsera

  6. Iniciar una valoración del cuidado

  7. Plantearse objetivos



Habitualmente las Unidades de Críticos, están dotadas de todos los medios oportunos para atender pacientes en estado crítico, estos medios a los que me refiero, deben estar en optimas condiciones en todo momento para su utilización, ello conlleva en la mayoría de las ocasiones que el sistema de atención funcione con un grado de efectividad muy alto.

Previamente al ingreso se debe de conocer la situación básica del paciente, que indica la colaboración o ingreso en estas unidades de críticos, ello nos va a permitir preparar con exactitud el lugar y material especifico para atender al paciente y asignar el personal que lo va a atender.

Básicamente la Unidades de Críticos deben de ser dotadas de material especifico para atender las constantes vitales alteradas o con alto riesgo de que se alteren, este material es:

  1. Camas, cunas, cunas térmicas e incubadoras

  2. Monitorización de potenciales eléctricos de la conducción eléctrica del corazón (ECG), en una derivación.

  3. Monitorización de la frecuencia respiratoria

  4. Monitorización de la presión arterial no cruenta (maguitos de presión arterial)

  5. Monitorización de la temperatura corporal

El profesional de enfermería debe de conocer con exactitud, y es de su responsabilidad:

  1. El manejo de la monitorización de todas la constantes vitales.

  2. Control de la constantes vitales, para ello, debe de conocer los rangos de normalidad y anormalidad del paciente

  3. Identificar de inmediato una alteración de estas constantes vitales y situaciones de urgencia que necesita de la presencia del personal médico

  4. Saber controlar en situaciones de emergencias cualquier atención urgente, en la no presencia del médico

  5. Manejar la técnicas adecuadas para resolver situaciones de emergencia: masaje cardiaco, aislamiento de la vía aérea, todas la modalidades de ventilación manual, manejo de vías venosas periféricas y centrales

¿Quienes son los profesionales que deben de atender un ingreso en críticos? Todos aquellos que estén capacitados para atender aquellas situaciones que he comentado con anterioridad. En muchas ocasiones esta capacitación viene dada por la experiencia de los profesionales, pero también es verdad que la experiencia no depende exclusivamente de los años, sino de los procedimientos que se hayan realizado y del resultado de estos. No se trata de clasificar profesionales, sino de obtener profesionales con las capacitaciones oportunas en el menor espacio de tiempo. La madurez de un profesional de enfermería en cuidados críticos pediátricos y neonatales viene dada en la actualidad por los años de experiencia, y cuando se llega a obtener esta madurez ya tenemos unos cuantos años más y desde luego no las mismas ilusiones que cuando empezamos en cuidados críticos, que todo nos parecía extremadamente delicado y complicado de hacer, posiblemente porque no teníamos unas fuentes de información adecuadas.

1.- Camas, cunas, cunas térmicas e incubadoras

Las camas que se utilizan en edad pediátrica son camas que habitualmente van asociadas al tamaño y al mantenimiento de la temperatura corporal. Describiré pos separado cada una de ellas:

  • Cunas térmicas: Son camas que se utilizan en neonatología, que tienen una fuente de calor radiante (tubo de rayos infrarrojos). Se utilizan generalmente para abordar al niño de una manera rápida. Tienen habitualmente un sistema de servo-control de la temperatura (sistema que calcula rangos de temperatura entre el calor emitido y la temperatura de piel o temperatura central) este sistema hace que se mantenga la temperatura en los rangos que desee la persona que lo programa, habitualmente se programan entre 36,2 y 36,8 ºC.

  • Incubadoras: Son camas que se utilizan en neonatología, que tienen una fuente de calor húmeda. Es el mejor entorno para mantener a un niño prematuro, hoy día se tiende a que estas sustituyan casi por completo a las cunas térmica, se tiende a que tengan la versatilidad del abordaje de la cunas térmicas, pero aportando un fuente de calor húmeda. Igualmente que las cunas térmicas se controlan por servo-control

  • Cunas: Son camas que se utilizan para el niño recién nacido sin problemas de regulación de temperatura hasta 1 año de edad. Estas camas deben de estar homologadas y cumplir las medidas de seguridad adecuadas para la hospitalización. Deben de ser articuladas, al menos en dos partes. Las podemos dividir en dos tipos unas que son bajas (utilizadas en recién nacidos) y otras altas (utilizadas para niños menores de 1 año).

  • Camas: Hablamos de camas convencionales, estas al igual que las anteriores deben de cumplir unas normas de seguridad que viene dada por su homologación para el uso hospitalario, dispuesta con los utensilios básicos para su utilización en pediatría: articuladas en tres partes, de funcionamiento hidráulico-electónico, dotadas de barandillas, con colchones cómodos y almohadas bajas, poder acoplar colchones de automosol (colchones antiescaras), de fácil manejo, provista de ruedas para su transporte y soporte de bloqueo de ruedas para su estabilización

2.- Monitorización de potenciales eléctricos de la conducción eléctrica del corazón (ECG), en una derivación

Para monitorizar los potenciales eléctricos del corazón necesitamos:

  • Monitor de ECG, que este puede de ser varios modelos

  • Electrodos adecuados al tamaño del paciente

  • Alcohol para limpiar la zona donde se aplican los electrodos

Habitualmente los electrodos se ponen en diferentes lugares del tórax del paciente, pero los lugares donde se aplican los electrodos deben de tener las siguientes predilecciones:

  • Obtener un trazado eléctrico con identificación de las curvas P, complejo QRS y onda T

  • Obtener una onda R positiva y de un buen potencial (la onda R, es la determinará la frecuencia cardiaca)

  • No tener artefactos que puedan alterar el trazado eléctrico

  • Colocarlos en un lugar que no puedan molestar a la hora de abordar el tórax para hacer determinadas técnicas (Rx de tórax, desfibrilación, cardioversión, etc.). Se deben de colocar de tal forma que se obtenga un trazado homogéneo y que además se obtenga una curva adecuada de respiración

  • La programación de las alarmas debe de hacerse más o menos programando un 20% más o menos respecto a la frecuencia de partida tanto para el limite inferior como para el limite superior. Viendo el ejemplo del trazado del gráfico anterior que marca 157, programaremos limite inferior 157 – 30= 127 y de límite superior 157 + 30 = 187. (Estas cifras son siempre a titulo orientativo)

  • Siempre que un paciente está monitorizado las alarmas deben estar conectadas, a no ser que estemos presente junto al paciente

  • Nunca desconectar una alarma sin saber exactamente el porque está sonando

3.- Asistencia a las constantes vitales alteradas

Siempre debemos de saber que constantes vitales son las que están alteradas o son candidatas a estar mayormente alteradas. Las constantes vitales de un paciente pediátrico en estado crítico o candidato a estarlo, se deben de monitorizar las constantes vitales completamente al menos durante las primeras 24 horas, estas deben de ser continuas. En el caso de la presión arterial al menos debe de ser tomada cada hora. Estas deben de ser apuntadas en los registros adecuados a tal fin, habitualmente en gráfica de constantes vitales. Las constantes que debemos monitorizar son por orden de prioridad:

  • Frecuencia cardiaca (con trazado de curva)

  • Frecuencia respiratoria (con trazado de curva)

  • Temperatura de piel

  • Presión arterial (no cruenta)

4.- Conseguir una estabilidad hemodinámica

Se entiende por estabilidad hemodinámica cuando un paciente estabiliza sus constantes vitales a rangos de normalidad al menos durante 24 horas. En este momento podemos iniciar un distanciamiento moderado de las constantes vitales. Es momento de empezar a planificar cuidados de enfermería a medio plazo, para conseguir restablecer completamente su salud e incorporarlo lo antes posible a su vida habitual. De estas situaciones se les debe de informar a los familiares directos de los pacientes, habitualmente a los padres o tutores de los niños

5.- Identificar al paciente

Una vez monitorizado el pacientes correctamente y tratada la inestabilidad que ha motivado nuestra actuación, debemos de proceder a su identificación. La mejor forma de identificarlos es por medio de pulseras que deben de estar situadas en muñecas o tobillos de forma que no aprieten ni comprometan la vascularización de la piel. Se procede a hacer la documentación de ingreso, que suele constar de:

  • Grafica de constantes y demás registros clínicos

  • Valoración inicial de enfermería

6.- Iniciar una valoración del cuidado

Una vez encabezados todos los registros y nuestro paciente controlado, respecto a su monitorización y administrados los medicamentos adecuados para reestablecer su salud, se procede a hacer una valoración inicial de su estado. Para proceder a una valoración lo más adecuada posible es necesario que utilicemos los medios de valoración más adecuados. Estos instrumentos son:

  • Exploración clínica por sistemas

  • Entrevista de padres:

    • Antecedentes familiares enfocados a los problemas potenciales de la patología que le ha hecho ingresar en una unidad de críticos

    • Aspectos habituales de la vida diaria

      • Sueño

      • Alimentación

      • Actividad recreativa

      • Gustos

      • Costumbres

      • Otras consideraciones

  • Enfocar los problemas que vamos a atender con un orden de prioridad. En este apartado podemos utilizar los diagnósticos descritos por NANDA cuando se puedan aplicar. Lo importante es que se quede reflejado bien el problema, identificando la relación y la manifestación clínica de este. Pensar que por cada problema planteado tenemos que plantearnos objetivos

7.- Plantearse objetivos

Una vez que hemos identificado los problemas y analizado la causa que ha producido ese problema debemos de plantearnos el como solucionarlo y analizar los medios de los cuales disponemos para dar respuesta a la solución que vamos a proponer. Un instrumento muy útil para plantear objetivos es el propuesto por la NOC. Estos objetivos tienen que tener las siguientes propiedades:

  • Medibles, a ser posible codificados y estandarizados por otras comunidades

  • Temporales, es decir, se deben de establecer espacios de tiempo para su consecución

  • Alcanzables durante la estancia prevista en nuestra Unidad de Asistencial

  • Consensuados por todo el equipo de asistencia clínica del paciente

  • De que estos objetivos están bien planteados, va a depender principalmente que se ejecute un plan de cuidados adecuado a las necesidades asistenciales de nuestro paciente

Entry filed under: Alta Tecnología Médica, Casos Clínicos, Documentos de importancia, Pediatría, Procedimientos. Tags: .

Introducción a los cuidados de enfermería del paciente crítico pediátrico Medioambiente en cuidados intensivos pediátricos y neonatales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La Fundación Anna Vázquez es una entidad sin fines de lucro aprobada legalmente según Personería Jurídica Nº 361/07 CUIT30-71028256-7 Tiene como misión atender las necesidades del niño enfermo de cáncer cerebral y su familia a lo largo de las distintas etapas de la enfermedad. IMPORTANTE: Este es un SITIO DE DIVULGACIÓN CIENTÍFICA, por lo cual contiene imágenes médicas que pueden alterar su sensibilidad
Los artículos puestos a consideración aquí son de carácter netamente informativo y de ninguna manera deben tomarse como consejo profesional, visite a su médico para obtener diagnóstico y tratamiento. Las expresiones aquí vertidas en los comentarios o en los artículos recopilados, son exclusiva responsabilidad de sus autores y no concuerdan necesariamente con las opiniones de quienes formamos la Fundación.

Estadísticas del Web Site de la Fundación Anna Vázquez

  • 11,920,054 personas ya nos visitaron...
julio 2007
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivos de la Fundación Anna Vázquez


A %d blogueros les gusta esto: