El pensamiento crítico de enfermería en niños graves

julio 30, 2007 at 9:05 pm 1 comentario

Autores:

El pensamiento crítico es un pensamiento cuidadoso, deliberado, centrado en un objetivo orientado a la obtención de un resultado.

¿Que es el pensamiento crítico en Enfermería?

  • Supone un pensamiento deliberado, dirigido al logro de un objetivo

  • Se orienta al paciente, a la familia y a las necesidades de la comunidad

  • Se basa en los principios del proceso enfermero y del método científico

  • Constantemente está reevaluándose, autocorrigiéndose y esforzandose por mejorar

  • Requiere conocimientos, habilidades y experiencia

  • Requiere estrategias para desarrollar el máximo potencial humano (usando recursos individuales) y compensar al máximo los problemas creados por la naturaleza humana.

  • Se guía por los estándares profesionales y los códigos éticos


Esta conjugación de:

  • Conocimiento y pensamiento crítico (qué hacer y porque hacerlo)

  • Habilidades técnicas e interpersonales (cómo hacerlo)

  • Actitudes (deseo y capacidad para hacerlo)

Características de los pesadores críticos en enfermería

Es lo que nos va a llevar a convertirnos en pensadores críticos, obteniendo las siguientes características:

  • Los pensadores críticos son:

    • Conscientes de sus recursos y capacidades. Confían en su capacidad de razonar para obtener respuesta y toma de decisiones acertadas.

    • Sensibles a sus propias limitaciones y predisposiciones. Conocen sus puntos débiles, sus valores e ideas, y reconocen cuándo puede afectar negativamente su capacidad para valorar una situación o resolver un problema.

    • De mente abierta. Escuchan las nuevas ideas y puntos de vista, y consideran la situación desde diversas perspectivas.

    • Humildes. Han superado la tendencia a pensar que deberían de tener todas las respuestas.

    • Creativos. Constantemente están buscando nuevas maneras de hacer las cosas. Siguen los procedimientos recomendados; no obstante se preguntan continuamente si esa es la mejor forma de conseguir metas y objetivos.

    • Proactivos. Aceptan la responsabilidad social y legal de sus acciones. estudian la situación, anticipan los problemas y buscan formas de solucionarlos antes de que se presenten.

    • Flexibles. Reconocen la importancia de cambiar las prioridades e intervenciones cuando los enfoques planificados no parecen obtener buenos resultados

    • Conscientes de que los errores son escalones para acceder a nuevas ideas. Convierten los errores en oportunidades de aprendizaje., reflexionando sobre lo que fue mal e identificando formas de evitar el mismo error en un futuro.

    • Perseverantes. saben que a veces las respuestas no son sencillas y que deben de mantener largas batallas para hallar lo mejor.

    • Conocedores del hecho de que no vivimos en un mundo perfecto. Son conscientes de que a veces la mejor respuesta no es la respuesta perfecta.

    • Introspectivos. Evalúan y corrigen su propio pensamiento.

  • Los pensadores críticos también:

    • Mantienen una actitud inquisitiva. Formulan preguntas como. ¿qué está pasando? ¿qué significa? y ¿qué más podría significar y de qué forma podría interpretarse?

    • Piden una aclaración cuando no entienden algo. Por ejemplo, dicen: «no tengo claro este punto, ¿podría decirme algo más sobre ello?» o formulan preguntas como «¿qué quiere decir cuando dice mejor?, ¿mejor en que sentido?».

    • Aplican el conocimiento previo a las nuevas situaciones. Ven similitudes y diferencias entre una experiencia y otra, entre un concepto y otro.

    • Ven situaciones desde varias perspectivas. Valoran todos los puntos de vista y procuran que sus juicios se basen en hechos, no en sentimientos, puntos de vista o intereses personales.

    • Sopesan los riesgos y los beneficios (las ventajas y las desventajas) antes de tomar una decisión. Evitan las decisiones arriesgadas y buscan maneras de reducir las reacciones adversas antes de poner un plan en marcha.

    • Piden ayuda cuando precisan.

    • Ponen lo primero en lugar preferente. Se preguntan: «¿Qué es lo más importante en esta situación?».

  • Los pensadores críticos usan la lógica:

    • Validan las primeras impresiones para cerciorarse que las cosas son como parecen. Comprueban tanto la lógica de su pensamiento como la viabilidad de sus soluciones.

    • Distinguen los hechos de las falacias. dedican el tiempo necesario para verificar la información importante y cerciorarse de que es cierta.

    • Distinguen los hechos de la. inferencias (el significado que ellos creen que tienen los hechos). Por ejemplo, reconocen que el hecho de que alguien esté sentado inmóvil en un rincón puede no significar que este cerrado en si mismo; significa que está sentado inmóvil en un rincón y serian conveniente averiguar por qué.

    • Apoyan opiniones con evidencias. No dirán que la persona del ejemplo anterior está cerrada en si misma a menos que tengan constataciones adicionales que lo apoyen; por ejemplo, que el individuo diga que no desea hablar con nadie.

    • Determinan que es relevante y qué no lo es. Reconocen lo que es importante para comprender una situación y lo que no lo es. Por ejemplo, el hecho de que usted sea enfermera o estudiante de enfermería es relevante para mi la escribir este articulo; que usted sea varón o mujer es irrelevante.

    • Aplican el concepto de «causas y efecto». buscan la causa del problema para comprenderlo mejor. Anticipan las respuestas a sus acciones antes de realizarlas. por ejemplo, un pensador crítico trataría de averiguar la causa del dolor antes de decidir como tratarlo. Determinan cómo puede alguien responder a una medicación antes de administrarla.

    • No emiten juicios hasta que conocen todos los hechos necesarios. Son conscientes de los peligros que comporta llegar a conclusiones precipitadas.

Objetivos

  1. Conocer el pensamiento crítico y sus características , así como saber porqué es necesario para los discentes en enfermería.

  2. Identificar la relación del Proceso de enfermería con el pensamiento crítico.

Algunos aspectos del pensamiento crítico en las enseñanzas de Enfermería

En el año 378 a.n.e. Platón desarrolló una explicación dialéctica acerca del conocimiento que incluyó la síntesis, el análisis, la analogía, la inducción y la deducción, entre otras operaciones inherentes a ese complejo proceso; con ello hizo un invaluable aporte al desarrollo de la lógica.

Uno de los primeros filósofos en usar la expresión critical thinking, como título de un libro de lógica fue Mack Black en 1946. En 1978 surgió en Canadá, la revista Informal Logic Newsletter, cuyos editores fueron J. Anthony Blain y Ralph H. Jhonson. En el primer número caracterizaron la lógica informal por vía negativa y posteriormente como “…..toda una gama de cuestiones teóricas y prácticas que surgen al examinar de cerca y desde un punto de vista normativo, los razonamientos colectivos de las personas”.

En las habilidades intelectuales del pensamiento crítico existen diversos criterios y estudios a nivel mundial, principalmente en la salud, cabe destacar que en el año 2000, M. Gordon, enfermera norteamericana, informó que las escuelas de Enfermería han desarrollado cursos de pensamiento crítico, incorporados a los currículos para reforzar las habilidades de los estudiantes y conducirlos a pensar en forma crítica.

En año 2001, N. Youngbood y JM. Beitz plantearon que el desarrollo de la habilidad del pensamiento crítico en los estudiantes es uno de los mejores cambios contemporáneos de la educación en Enfermería.

En Cuba, desde siglos anteriores, ilustres pedagogos y pensadores manifestaron su preocupación por una educación que abarcara, no sólo la instrucción como simple información, sino la preparación del individuo para su inserción en la sociedad que debía enfrentar.

Desde el punto de vista del personal docente, se desea buscar un sello común en el enfoque educacional que asumen como formadores, lo que no significa igualar las estrategias de enseñanza, sino introducir en ellas una mirada común que permita diversificar y flexibilizar las metodologías que estimulen en los estudiantes, el desarrollo de herramientas que los lleven a “aprender a aprender”.

Las estrategias de aprendizaje operan conjuntos de funciones y recursos generadores de esquemas de acción, que se utilizan para enfrentarse de manera más eficaz y económica a situaciones globales o específicas de aprendizaje, y que facilitan la incorporación selectiva de nuevos datos, su organización y la solución de problemas de diferente índole. El conocimiento y el dominio de estas estrategias permite al alumnado organizar y dirigir su propio proceso de aprendizaje.

Bowles ha expuesto en sus estudios que el pensamiento crítico y la actuación de los alumnos que reciben esta formación, es altamente significativo en relación con aquellos que no la reciben.

En las actividades que desarrollen en el estudiante independencia, creatividad, responsabilidad, pensamiento crítico y capacidad de resolver problemas, si se logra el intercambio de ideas y se le proporciona medios para pensar y ser creativo, se formarán destrezas que estimulan el pensamiento lateral y se egresarán profesionales de Enfermería que no solamente solucionen problemas de salud sino que sean capaces de detectarlos y prevenirlos, en el individuo y la comunidad.

Para fortalecer la educación en el trabajo en la adquisición progresiva de las habilidades del pensamiento crítico por los estudiantes, los docentes de Enfermería deben lograr una correcta integración de los aspectos teóricos con la práctica profesional, cada vez con más frecuencia y así estimular un aprendizaje progresivo en el que la contradicción del pensamiento favorezca la solución de problemas reales y evite los potenciales. La vía lógica de obtención de conocimientos es, sin duda, la formación de los educandos en el área práctica, porque en ella desarrollarán una mayor independencia cognitiva en su formación intelectual con la guía de los profesores, que serán los responsables de estimular el conocimiento hacia la correcta solución de los problemas.

Erika Caballero en su investigación para desarrollar el pensamiento crítico en los estudiantes de Enfermería plantea la aplicación de los siguientes aspectos que son de gran pertinencia:

  • Fomentar la búsqueda de información desde todos los puntos de vista.

  • Analizar críticamente situaciones determinadas y las fuentes de información.

  • Buscar el descubrimiento y la comprensión del punto de vista del otro.

  • Desarrollar una actividad inquisitiva.

Cabe hacerse la siguiente pregunta: ¿Tienen capacidad las instituciones sanitarias para aceptar el pensamiento crítico y la toma de decisiones inspirada en los principios éticos del cuidado?

Las instituciones sanitarias aceptan el pensamiento crítico -entendido como la reflexión basada en el estudio, la investigación y el contraste de la realidad cotidiana con la deseable-, y la toma de decisiones inspirada en principios éticos del cuidado -entendidos como los axiomas culturales que dirigen la acción profesional de la atención a la persona en el proceso salud-enfermedad- pero, a tenor de la experiencia diaria, ni el pensamiento crítico ni la ética del cuidado son visibles para las instituciones porque no forman parte central de los discursos hegemónicos.

Cuando las enfermeras adoptan posiciones críticas respecto a las instituciones basadas en investigación pertinente de calidad y proponen o realizan cambios sobre la base de la ética del cuidado, las instituciones aceptan las críticas y con frecuencia ponen los medios necesarios para el cambio.

Por el contrario, si las enfermeras realizan la crítica en el entorno de lo privado, sin datos, basándose exclusivamente en opiniones, en la tradición o en el pasado, y no trasciende al escenario de lo público e institucional, no es posible, debido a su invisibilidad, el cambio o la transformación de algo, sino su antítesis, la degeneración por el silencio opresivo e invisible de un discurso que reproduce la autodestrucción -no podemos hacer nada y cada día estamos peor- que repercute en el paciente y en el tipo de cuidado que recibe. Un profesional insatisfecho que no puede desarrollar la actividad para la que fue formado es un profesional frustrado que no puede o tiene dificultades para prestar un cuidado ético -la calidad de los cuidados no puede mejorar y cada día es peor-. El pensamiento crítico es un pensamiento constructivo, enriquecedor, comprometido y ético.

 

Consideraciones

  1. El aprendizaje debe ser capaz de identificar la discrepancia manejando la contradicción y ser capaz de superar la situación problemática para contrastar la situación real con la situación deseable; con lo que es, con lo que no es.

  2. El Plan curricular de Enfermería debe enmarcarse en el proceso cognitivo, tecnológico y práctica social sustentándose en bases psicopedagógicas transformadores. del proceso. Enseñanza/Aprendizaje significativa para dotar al educando de una formación integra, autónoma a partir de la práctica familiar, comunal y social (Enfoque histórico-cultural, constructivista).

  3. Aprendizaje como construcción colectiva para lograr autogobierno y autosostenimiento de los pueblos y ejercicio de la democracia.

  4. Aprendizaje vinculado con la producción y de la gestión social como alternativa de desarrollo social.

  5. Aprendizaje como forma de producción de cultura a partir de la creación de esquemas de pensamiento, de valores culturales hacia la identidad nacional y cultural en el próximo milenio.

Bibliografía

  1. M.Cs Yudith Aguilera Serrano, M.Cs Magdalena Zubizarreta Estévez y M.Cs Juan A. Castillo Mayedo. Estrategia para fomentar el pensamiento crítico en estudiantes de Licenciatura en Enfermería. Educ Med Sup 2005; 19 (4)

  2. Universidad para Todos. El oficio de pensar. Tabloide No 1. La Habana: Edit Juventud Rebelde; 2003.

  3. Herrera A. ¿Qué es el pensamiento crítico? (2003). disponible en URL: http://www.rebelion.org/otromundo/030812freire.htm

  4. Gordon JM. Congruency in defining critical thinking by nurse educators and non-nurse scholars. Rev Nursing Education. 2000;39(8):340-51.

  5. Youngbood N, Beitz JM. Develeping critical thinking with active learning strategies. Rev Nursing Education. 2001;26(1):39-42.

  6. Caballero E, Arratia Figueroa A. Evaluación e identificación de destrezas del pensamiento crítico en alumnos de primero y segundo año de la carrera de Enfermería-Obstetra. Santiago de Chile: Escuela de Enfermería, Pontificia Universidad Católica; 2001.

  7. Grupo Océano. Psicología del niño y del adolescente. Océano Multimedia. Parte 1. Barcelona: Grupo Edit Océano; 2001.

  8. Bowles K. The relationship of critical-thinking skills and the clinical-judgment skills of baccalaureate nursing students. Rev Nursing Education. 2000; 39(8):376-86.

  9. ALFARO R; LEFEVRE: “El pensamiento crítico en enfermería. Un enfoque práctico”. Masson. Barcelona 1997

  10. ALFARO R; LEFEVRE: “Aplicación del proceso enfermero. Fomentar el cuidado en colaboración”. Masson. Barcelona 2003

  11. LUIS, M.T.: “Los Diagnósticos enfermeros, Revisión crítica y guía práctica” 2ª Edición. Masson 2002.

  12. KEROUAC,S. y otros. ” El pensamiento enfermero”. Masson. Barcelona 1996.

About these ads

Entry filed under: Casos Clínicos, Documentos de importancia, Pediatría, Procedimientos. Tags: .

Valoración del dolor en pediatría y neonatología Medidas de seguridad, protección y confort

1 Comentario Add your own

  • 1. Antonio Segura  |  septiembre 17, 2008 en 8:14 pm

    Enhorabuena por este artículo, personalmente no conozco a ninguno de los tres autores, pero he buscado en internet y me ha encantado lo que he leído, sobre todo del segundo de los autores felipe, tiene un trabajo que habla de humanizar que se lo recomiendo a todos los que trabajamos con enfermos, a mi me ha hizo casi llorar. Ojala todos los profesionales piensen como ustedes.

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La Fundación Anna Vázquez es una entidad sin fines de lucro aprobada legalmente según Personería Jurídica Nº 361/07 CUIT30-71028256-7 Tiene como misión atender las necesidades del niño enfermo de cáncer cerebral y su familia a lo largo de las distintas etapas de la enfermedad. IMPORTANTE: Este es un SITIO DE DIVULGACIÓN CIENTÍFICA, por lo cual contiene imágenes médicas que pueden alterar su sensibilidad
Los artículos puestos a consideración aquí son de carácter netamente informativo y de ninguna manera deben tomarse como consejo profesional, visite a su médico para obtener diagnóstico y tratamiento. Las expresiones aquí vertidas en los comentarios o en los artículos recopilados, son exclusiva responsabilidad de sus autores y no concuerdan necesariamente con las opiniones de quienes formamos la Fundación.

Estadísticas del Web Site de la Fundación Anna Vázquez

  • 10,087,658 personas ya nos visitaron...
julio 2007
L M X J V S D
« jun   ago »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivos de la Fundación Anna Vázquez

últimos comentarios recibidos

maribel gonzalez on Ventilación mecánica básica
MARGARITA BUGUEÑO DI… on Tabla de estatura y peso
XAVIER DUEÑAS on Efectividad del Dasatinib en L…
alexa on NEUROANATOMIA – VIAS…
Marta Caballeri on Hematoma Subdural.
wendy gutierrez on Neurofibromatosis-1
wendy gutierrez on Neurofibromatosis-1
wendy gutierrez on Neurofibromatosis-1

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 232 seguidores

%d personas les gusta esto: