El Cáncer como consecuencia de la alteración medioambiental

septiembre 19, 2007 at 11:50 am Deja un comentario

 

bomba_atomica.jpg

Factores Ambientales que inciden en Oncología

Desde que el hombre ha incrementado la actividad industrial, a fines del siglo XIX, ha puesto énfasis en la búsqueda de nuevas formas de energía y elaboración de la materia prima. Esta manipulación de la energía, en sus más diversas manifestaciones, puede producir un desequilibrio del medio ambiente, sobre todo, cuando la actividad no encuentra un equilibrio entre preservación y producción.

La explosión demográfica y las modernas técnicas de diagnóstico oncológico, ha aumentado el número de pacientes con cáncer a nivel mundial. También se incrementa la prevalencia por el desarrollo terapéutico quirúrgico, quimioterápico, radioterápico, inmunoterápico y sobre todo el trabajo médico multidisciplinario para tratar las enfermedades neoplásicas.

Pero es innegable, que el ambiente, la alteración del ecosistema, incide directamente sobre algunos tipos de cáncer que se vienen incrementando en los últimos años.

Cuando el desarrollo de la energía nuclear tiene accidentes de fuga, tal es el caso del ocurrido en abril de 1986 en Chernobyl, Ucrania (antigua URSS), que dejó más de 600.000 afectados directos, de los cuales, 100.000 fallecieron por enfermedades neoplásicas posteriores: carcinoma de tiroides, linfomas, leucemias, de mama, pulmón, etc. (Greenpeace-2004). De estos afectados, en tres países de influencia (Rusia, Ucrania y Bielorrusia), existen 2.600.000 afectados con potenciales enfermedades oncológicas, de los cuales 600.000, son niños. Se proyecta para los próximos años, 200.000 muertes por cáncer, siguiendo el modelo predictivo de Hiroshima, para esos países, y lo que es más grave: que el efecto sumatorio temporal puede producir hasta 50.000 muertes luego del año 2.050.

Muchos países europeos han sufrido y sufren las consecuencias de las nubes radiactivas. A saber, en Suiza, alejada del epicentro, se le atribuye al efecto, 2000 muertes por enfermedades neoplásicas, además de detectarse cesio en las verduras. En Suecia, más de 2.000.000 de ovinos debieron ser re localizados por afectación de zonas pastoriles con lluvia ácida y radiactiva. En Alemania, se han detectado casos de hongos y carnes rojas contaminadas. En Francia, precisamente en la isla de Córcega, el problema amenaza en convertirse en un riego sanitario.

Las radiaciones son deletéreas para sitios sensibles del genoma humano, el cual alterado, puede producir progenies celulares que inducen neoplasias. Hay zonas del ADN que se heredan (protooncogenes), y que terminan expresándose en la descendencia. Las ondas radiantes pueden tardar mucho tiempo en perder patogenicidad, y pueden potenciarse con el tiempo.

Otro cambio medioambiental, el climático, por los altos índices de CO2, elevan las temperaturas, por encima de las medianas habituales del ecosistema, produciendo el efecto invernadero. La suma del uso de aerosoles, han incrementado la incidencia directa de los rayos ultravioletas sobre la piel. En zonas meridionales, como Australia, donde predominan los individuos de raza blanca o pieles muy claras, el efecto es devastador. Existen tasas sanitariamente alarmantes de nuevos casos de melanoma cutáneo, el cual se ha duplicado en los últimos años. Esto conllevó la creación de medidas de prevención sanitaria y grupos de estudios multicéntricos para la coordinación de tareas terapéuticas. (Melanoma Task Force). Si consideramos que el melanoma es el tumor más mortífero de la economía, y el aumento del riesgo poblacional, esta situación se ha convertido en un problema sanitario real.

El cáncer se manifiesta cuando se combinan variables endógenas y ambientales. Se supone que entre el 85 al 96% de los tumores pediátricos responden a orígenes medioambientales. La mayoría de ellos se desconocen, a pesar de los avances importantes logrados en el tratamiento de los mismos en los últimos años.

Los niños y los ancianos son especialmente vulnerables a los agentes cancerígenos, sobre todo estos últimos, por inmadurez fisiológica para neutralizar, destoxificar y eliminar estas sustancias, las cuales pueden interactuar con mayor tiempo y facilidad con el organismo. Los niños son susceptibles, pero a la vez, el cáncer se manifiesta luego de la cuarta década de la vida (en general), por la necesidad de los agentes ambientales, de permanecer de manera prolongada en el organismo.

Los niños presentan factores endógenos, los cuales al interactuar con los factores ambientales, pueden favorecer al desarrollo del cáncer. Son ellos: mayor índice de división celular, menor tiempo para reparar el ADN, menor actividad mutacional, inmadurez inmunológica, mayor toxicidad de los factores ambientales sobre este sistema inmune inmaduro. Es importante destacar, entonces, que los niños tienen un período más corto exposición a estos agentes para iniciar la carcinogénesis respecto al adulto. Las campañas de cuidado del medio ambiente aquí, justifican la necesidad de cuidar esta población vulnerable.

Los alimentos transgénicos, son consecuencia de la manipulación genética del hombre para producir especies vegetales y animales más provechosas desde el punto de vista económico, pero el cambio de ciertos aminoácidos por técnicas de ingeniería genética, pueden ser deletéreo para el genoma del individuo propenso a contraes ciertos tumores. La inserción de genes de especies no emparentadas puede desencadenar hechos impredecibles sobre el genoma normal, al activarse de manera fortuita en el código genético de la especie a mejorar.

En la producción de estos alimentos, se inyectan bacterias, virus y plásmidos, “secciones” de ADN capaces de insertarse en el genoma. Los más utilizados son los virus inductores de sarcomas o leucemias, o retrovirus, capaces de recombinarse con otros elementos genéticos, generando invasión celular por vectores. Esta situación, puede aparejar mutación y recombinación de de genes celulares humanos normales. Existen ejemplos de leche producida por ingeniería genética, la cuales contienen factor de crecimiento símil insulina, el cual puede “proteger” o fomentar el crecimiento tumoral.

Además, este tipo de alimentos pueden inducir alergias, sustancias tóxicas, resistencia antibiótica, alteración de las propiedades nutritivas, resistencia a herbicidas, con dosis mayor de los mismos e intoxicación, contaminación genética, genes silenciosos, síndromes de malabsorción competitivos, entre otras adversidades biológicas. Muchos animales son inducidos al crecimiento con estrógenos y otros derivados hormonales, lo cual, en teoría, podría producir un aumento de casos de cáncer de mama en el futuro.

Respecto de la utilización de generadores eléctricos con PCB (bifenilos policlorados), el cual actúa como factor refrigerante, pueden ser cancerígenos por escape o por derrame. Esta sustancia puede producir cáncer de páncreas, linfomas, carcinoma hepático, y sobre todo, de acuerdo a estudios efectuados en Suecia, en trabajadores de la electricidad, tumores cerebrales.

Es unánime la preocupación de los países por el uso indiscriminado del PCB, el cual también puede llegar al hombre a través de alimentos vegetales, el agua y carnes de pescado y arroz. Conocidos son los efectos que causó un derrame del mismo en la localidad de Yushio, Japón, donde la cáscara del arroz cultivado en la zona contaminó al hombre. Existen trabajos experimentales en animales de laboratorio, donde la contaminación por vía oral de PCB produjo hepatocarcinoma y melanoma por contacto.

Si bien el PCB puede producir cáncer, las vías de contaminación y los niveles de toxicidad, son difíciles de demostrar.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) proyecta un aumento de la incidencia del cáncer para el año 2.020 del 50%. Ello se asocia al contacto con estos factores contaminantes y al estilo de vida sedentaria occidental. En el siglo pasado fallecieron por cáncer relacionado al tabaquismo, 100 millones de personas.

El tabaco posee más de un centenar de sustancias nocivas, donde la nicotina y el alquitrán, juegan un rol fundamental en la génesis del cáncer de pulmón, aún en pacientes no tabaquistas. Cerca del 70% de los cánceres de pulmón se atribuyen al tabaquismo, aumentando el riesgo con el número de cigarrillos consumidos y el tiempo de exposición al mismo. Se estima que un individuo fumador durante toda su vida, tiene un riego de 20 a 40 veces mayor de contraer cáncer de pulmón. Los fumadores pasivos también aumentan las posibilidades de contraerlo.

Este tumor, también puede emparentarse a contaminación ambiental de núcleos urbanos o laboral con níquel, cromo, asbesto, alquitrán, arsénico, productos radioactivos, cobre, cloro metil éter, cobalto, tintas y cloruro de vinilo. El asbesto potencia el tabaquismo en la carcinogénesis. Siendo el cáncer de pulmón, la primera causa de muerte por cáncer en el hombre (y en algunos lugares antes que el cáncer de mama en la mujer), no puede pasarse por alto que la contaminación ambiental es potencialmente letal para la población.

Además, el tabaco está relacionado a cáncer orofaríngeo, laríngeo, vesical, colónico, pancreático, etc. Complica enormemente el tratamiento del cáncer por menor capacidad pulmonar, cardiovascular, circulatoria, etc.

Muchísimas sustancias son vertidas a los desagües naturales y absorbidas por napas subterráneas que luego forman parte del agua que ingieren importantes núcleos urbanos y suburbanos. El cromo, níquel, cadmio, arsénico, sustancias nitrogenadas de las curtiembres, etc., llegan a la dieta líquida diaria del ser humano, modificando sustancialmente su metabolismo. Estas sustancias tóxicas ambientales, pueden ser causa de un sinnúmero de patologías oncológicas como cáncer oral, de vejiga, linfáticos, gástrico, de colon, etc.

La industria de la minería utiliza millones de litros de agua, contaminándola. Tal es el caso en nuestro país, de localidades mineras de San Juan, donde la contaminación causa un aumento en la incidencia de algunos tumores.

Un estudio de la Universidad de Liverpool, publicado en Journal of Nutricional and Environmental Medicine, alerta sobre sustancias organoclorinas, derivadas de pesticidas organofosforados, capaces de producir cáncer. El grupo de riesgo es el pediátrico y adulto joven. Se calcula que desde la circulación placentaria, ya el feto recibe contaminantes cancerígenos. Posteriormente, se transmiten a través de la eche materna. Finalmente, concluyen que entre un uno y un cinco por ciento de las enfermedades más graves de los países desarrollados se deben a factores medioambientales. Para algunos investigadores, este cálculo se queda corto.

Se podrían dar miles de ejemplos similares a los anteriormente expuestos. El diagnóstico está hecho. ¿Pero cuál puede ser el tratamiento del problema?. ¿Debemos llegar a que se convierta en un problema sanitario de dimensiones inmanejables?.

En muchos países, organizaciones y asociaciones luchan junto al Estado para reducir las sustancias cancerigenas en el ambiente. No poseemos registros actuales en nuestro país sobre la estadística real del problema, aunque conocemos las causas de casi todos los tumores. La mitad de los pacientes con cáncer son absolutamente curables, siempre y cuando se prioricen las campañas preventivas. En el año 2.001, la Argentina suscribió al convenio de Estocolmo, que compromete la eliminación de sustancias contaminantes cancerígenas y los compuestos con PCB.

La conciencia individual del problema y la toma de decisiones efectivas por parte de corporaciones económicas y organismos gubernamentales dedicados a la salud pueden ser cruciales en la determinación de salvar a la humanidad de llegar al final de un camino para nada auspicioso en lo que refiere a la salud humana.

Prof. Dr. Arturo M. Gorodner
Cirujano Oncólogo

Bibliografía:

-Mortality and cancer morbidity in a group of Swedish VCM and PCV production workers. .D Byrén, G Engholm, A Englund, and P Westerholm. Environ Health Perspect. 1976 October; 17: 167–170.
-Chernóbil continúa matando 20 años después. Periodista Digital. 2000. Madrid. España.
-Los Alimentos transgénicos. Jan Grossetete, Mathieu Duc y Sebastien Flaccavento. Universidad de Ciencias de la Educación. Octubre de 1998. Génova. .Suiza.
-Pautas en Oncología. Instituto Angel H. Roffo. Ed. 2.006. Facultad de Medicina de Buenos Aires. Argentina.
-PCB y cáncer. Richardet, E. Oncología clínica. Vol 3. Pp. 889-890. AOCC. 2003.
-Relación entre la Contaminación Ambiental y el Cáncer. Journal of Nutritional and
Environmental Medicine. Liverpool. England. Junio de 2007.

Entry filed under: Noticias de interes. Tags: .

Un equipo de investigadores adapta un virus para destriur células tumorales en el cerebro Brain Cancer – Interactive Health Tutorial – Part 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La Fundación Anna Vázquez es una entidad sin fines de lucro aprobada legalmente según Personería Jurídica Nº 361/07 CUIT30-71028256-7 Tiene como misión atender las necesidades del niño enfermo de cáncer cerebral y su familia a lo largo de las distintas etapas de la enfermedad. IMPORTANTE: Este es un SITIO DE DIVULGACIÓN CIENTÍFICA, por lo cual contiene imágenes médicas que pueden alterar su sensibilidad
Los artículos puestos a consideración aquí son de carácter netamente informativo y de ninguna manera deben tomarse como consejo profesional, visite a su médico para obtener diagnóstico y tratamiento. Las expresiones aquí vertidas en los comentarios o en los artículos recopilados, son exclusiva responsabilidad de sus autores y no concuerdan necesariamente con las opiniones de quienes formamos la Fundación.

Estadísticas del Web Site de la Fundación Anna Vázquez

  • 11,910,426 personas ya nos visitaron...
septiembre 2007
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Archivos de la Fundación Anna Vázquez


A %d blogueros les gusta esto: