La inflamación sistémica resta beneficio a la quimioterapia

mayo 6, 2008 at 9:22 pm Deja un comentario

Hay dos caminos para optimizar el tratamiento del cáncer de páncreas, el tumor de peor pronóstico hoy en día. Por un lado, es necesario reducir la respuesta inflamatoria sistémica con antioxidantes y, por otro, hay que conseguir un buen estado nutricional.

El cáncer de páncreas tiene una incidencia elevada en España, alrededor de 10 a 12 casos anuales por cada 100.000 habitantes, en comparación con otros países europeos. En concreto, en el área sanitaria de Santiago de Compostela (formada por 500.000 habitantes) se tratan entre 50 y 60 pacientes nuevos al año. Es el segundo tumor digestivo en frecuencia, por detrás del de colon, y supone la cuarta causa de muerte por cáncer.

“La mortalidad del tumor de páncreas tiene prácticamente las mismas cifras que su incidencia, lo cual significa que no logramos curar casi ningún caso. La supervivencia al cabo de cinco años es inferior al 5 por ciento. Por tanto, sabemos que el pronóstico de esta neoplasia es, hoy por hoy, el peor de todos los tumores que conocemos”, según ha explicado Enrique Domínguez, jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), en la conferencia que ha impartido en la última jornada de Martes Clínicos, organizada por la Fundación La Rosaleda y celebrada en Santiago de Compostela.

Teniendo en cuenta este panorama, la clave está en la prevención y el diagnóstico precoz en determinados grupos de riesgo. “Además de los esfuerzos que se están haciendo en investigación oncológica, gracias al conocimiento genético y molecular y el desarrollo de nuevos fármacos dirigidos, centrándonos en los factores modificables podemos evitar el 30 por ciento de los tumores de páncreas”, ha destacado Domínguez.

Existen varios factores evitables y, entre ellos, el principal es el tabaco: “Muchos estudios demuestran que uno de cada cuatro casos es debido al tabaco. Hace falta dejar de fumar de doce a quince años para que el riesgo del exfumador sea igual que el de la población general.

El segundo factor modificable es la obesidad, que triplica el riesgo de cáncer pancreático. Por el contrario, el ejercicio físico regular reduce esa probabilidad a la mitad”.

Otro de los aspectos que ha protagonizado la conferencia es la necesidad de optimizar el tratamiento de los pacientes: “La mala digestión, el mal estado general y la pérdida de peso son rasgos característicos de estos enfermos que hacen que no se beneficien todo lo que deberían de la quimioterapia. Para que esta sea bien tolerada hay que conseguir un buen estado nutricional y se les administra un tratamiento sustitutivo de la acción enzimática del páncreas”.

Otra vía para optimizar la terapia pasa por lograr disminuir la respuesta inflamatoria sistémica: “Merece la pena ensayar tratamientos con antioxidantes, o incluso con antiinflamatorios, porque probablemente con ellos mejoremos el pronóstico de los pacientes con cáncer de páncreas. Aunque esté aún por analizar su resultado, si utilizamos los antioxidantes en cáncer no tenemos nada que perder. Al contrario, tenemos mucho que ganar, puesto que ya se emplean en numerosos cuadros clínicos”.

Prevención y diagnóstico

¿Cómo podemos detectar sujetos en riesgo de desarrollar este tumor? En cáncer de páncreas todavía sólo se hacen cribados en dos poblaciones: los individuos con dos o más familiares con cáncer pancreático y los pacientes con pancreatitis crónica. “Este tipo de cribado parcial se lleva a cabo en centros hospitalarios que cuentan con unidades de páncreas. Sin embargo, desgraciadamente, no es lo habitual”, ha concluido Domínguez.

Identificar la causa

La Fundación para la Investigación en Enfermedades del Aparato Digestivo (http://www.fienad.com/) está realizando estudios para averiguar qué factores pueden ser la causa del cáncer de páncreas en un alto porcentaje de pacientes. Según Enrique Domínguez, que preside la fundación, “a la vista de los resultados preliminares de estos trabajos, en los próximos años seremos capaces de identificar factores directamente relacionados con el desarrollo del tumor que puedan evitarse”.

Entry filed under: 1. Tags: .

Los oncogenes Notch y Wingless pueden intercambiar su función Las Fotos del Abuelo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La Fundación Anna Vázquez es una entidad sin fines de lucro aprobada legalmente según Personería Jurídica Nº 361/07 CUIT30-71028256-7 Tiene como misión atender las necesidades del niño enfermo de cáncer cerebral y su familia a lo largo de las distintas etapas de la enfermedad. IMPORTANTE: Este es un SITIO DE DIVULGACIÓN CIENTÍFICA, por lo cual contiene imágenes médicas que pueden alterar su sensibilidad
Los artículos puestos a consideración aquí son de carácter netamente informativo y de ninguna manera deben tomarse como consejo profesional, visite a su médico para obtener diagnóstico y tratamiento. Las expresiones aquí vertidas en los comentarios o en los artículos recopilados, son exclusiva responsabilidad de sus autores y no concuerdan necesariamente con las opiniones de quienes formamos la Fundación.

Estadísticas del Web Site de la Fundación Anna Vázquez

  • 11,917,536 personas ya nos visitaron...
mayo 2008
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Archivos de la Fundación Anna Vázquez


A %d blogueros les gusta esto: